Condenaron a Yésica Gómez, ficha clave de Marlon Marín, por saqueo de recursos para la paz

El fallo señala que pagaban coimas para obtener provecho de dineros destinados a proyectos productivos en el marco del posconflicto.

Marlon Marín, sobrino de Iván Márquez y detenido junto a Jesús Santrich, sería clave en el proceso contra alias 'Rambo'.
Marlon Marín, sobrino de Iván Márquez y detenido junto a Jesús Santrich, sería clave en el proceso contra alias 'Rambo'.

A 50 meses de prisión fue condenada Yésica Carolina Gómez Builes, la ficha clave de Marlon Marín, sobrino del disidente de las Farc Iván Márquez e involucrado en un caso de narcotráfico con Jesús Santrich, en el saqueo de recursos para la Paz.

El Juzgado Tercero Penal de Bogotá señaló en el fallo, proferido el 9 de diciembre, que “Gómez obtuvo provecho económico ilícito consistente en influenciar a servidores públicos del Ministerio de Agricultura, la Agencia de Desarrollo e Invías”, con el fin de que le adjudicaran proyectos productivos, razón por la cual la encontró coautora de concierto para delinquir.

En algunos de los audios con Marín, a Gómez Builes se le escucha hablar de coimas de hasta el 20 % del valor del proyecto productivo, bien sea para que los funcionarios involucrados se los confirieran o los viabilizaran. En un caso concreto, del 16 de junio de 2017, se le escucha a la mujer conversando con el sobrino de Márquez sobre un soborno para que se les adjudicara un contrato por $ 11.000 millones.

“Ella era quien estructuraba los proyectos, los presentaba ante el Ministerio de Agricultura y tenía relaciones con los empleados para ofrecer dineros con el fin de obtener la adjudicación del contrato y el certificado de disponibilidad presupuestal”, dice el fallo.

Las investigaciones en contra de Marlon Marín

Las investigaciones en contra de Marín, quien se encuentra bajo protección de la DEA en los Estados Unidos, por el caso de narcotráfico en el que se involucra a ‘Jesús Santrich’ y Fabio Younes, vienen de 2017, según información revelada por la Revista Semana. En ese entonces tan solo meses de la firma de los acuerdos de paz y cuando los exguerrilleros se encontraban en proceso de entregar las armas que, como quedó registrado en el documento de dicho momento histórico del país, serían fundidas para hacer un monumento en conmemoración de la paz en Colombia.

Marín, según informó Semana, estaba siendo investigado por la Fiscalía, durante ese año, porque se sospechaba que hacía parte de una red de intermediarios que querían quedarse con contratos millonarios que iban a ser pagados con recursos destinados para la ejecución de los acuerdos de paz.

Específicamente, y tras interceptaciones telefónicas hechas por las autoridades, se supo que Marín estaba detrás de una gran cantidad de dinero que pretendía hacer de los servicios de salud de los reinsertados un negocio. Sin embargo, su plan se cayó cuando el Gobierno nacional decidió unificar todo por medio del Sistema General de Salud.

A este intento de crimen se le sumaron otras investigaciones que, en su mayoría, involucran irregularidades con dineros, fraudes, estafas y, el que llevó a Santrich a verse metido en la polémica, narcotráfico.

También le puede interesar:

TE PUEDE INTERESAR