Parlamento Británico eleva duras críticas y preocupaciones por el papel del gobierno Duque en la implementación del proceso de paz

El debate contó con la participación de diez miembros de la Cámara, quienes confrontaron al ministro de Gobierno en Asuntos Exteriores sobre la implementación del Acuerdo de Paz y la violencia contra excombatientes.

UK Parlament / Instagram
UK Parlament / Instagram

Este martes, miembros de la Cámara de los Lores, en el Parlamento Británico, cuestionaron reiteradamente la labor del presidente Iván Duque en la implementación del acuerdo de paz firmado en 2016 entre la exguerrilla de las Farc y el Gobierno colombiano. También se criticó al exfiscal Néstor Humberto Martínez por el presunto entrampamiento de la Fiscalía a la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP) en el caso Santrich.

La Baronesa Blower, quien convocó el debate, afirmó que “el reciente reportaje que revela detalles de una operación clandestina de la Fiscalía General aparentemente diseñada para atrapar a los negociadores de las Farc y socavar el proceso de paz, es alarmante. La Fiscalía dirigida por Néstor Humberto Martínez supuestamente proporcionó cinco kilos de cocaína para la operación, pero esta y otra información relevante no fue compartida con las Cortes” y le preguntó al gobierno británico si tenía conocimiento de esto cuando se dio la captura de Jesús Santrich en 2018.

Por su parte, Lord Ahmad, ministro de Gobierno con responsabilidad en Asuntos Exteriores en la Cámara de los Lores, señaló que Colombia se mantiene como uno de los mayores productores de cocaína en el mundo y que esto ha afectado a las comunidades locales y a los excombatientes de las Farc por el negocio que gira en torno a las drogas.

Una de las preocupaciones tenía que ver con la pregunta sobre qué estaba haciendo el gobierno británico por dar a conocer estas actuaciones. “¿Puede decir el Ministro qué apoyo público ha dado el Reino Unido a la JEP en Bogotá a la luz de los intentos del presidente Duque de socavar su trabajo”, le cuestionó la baronesa Coussin a Ahmad.

Este respondió que le aseguraba que en su visita a Colombia dejó “clara la necesidad de que no se interfiriera con esta por ser un órgano judicial independiente”. Frente a la JEP como modelo, Lord Monks del partido Laborista dijo que esta ha sido destacada por la Corte Penal Internacional como un punto de referencia para el mundo.

En la sesión también se habló sobre los líderes ambientalistas que han sido asesinados. La Baronesa Northover dijo que en 2019 se dieron 60 muertes y que Colombia es el país más peligroso para ejercer este movimiento social. También le preguntó ál Reino Unido cómo están haciendo para proteger a los activistas. Ahmad expresó su preocupación y dijo estar informado de las cifras, añadiendo que 45 defensores de derechos humanos han sido asesinados este año.

“La situación para los defensores de derechos humanos en Colombia es terrible. Seguimos muy preocupados por la presencia de grupos armados ilegales en el país, por su violencia, su intimidación contra la población”, y, agregó que están presionando al presidente Duque para que se mantenga un verdadero vigor en las conversaciones de paz y en que los colombianos estén totalmente protegidos.

Uno de los temas más álgidos últimamente en Colombia ha sido la violencia policial por parte de todos los miembros de la fuerza pública, preocupación que comparten los parlamentarios británicos y que, en voz de Lord Collins del partido Laborista, expusieron la violación sistemática al derecho de la protesta pacífica y a la vida de las personas en zonas rurales del país. “Dado el apoyo económico del Reino Unido para capacitar a la policía colombiana, ¿se están garantizando que las preocupaciones por los derechos humanos en las fuerzas estatales se aborden adecuadamente?, preguntó Collins. El ministro dijo que aseguraba que el enfoque en DD. HH, siempre “están en el centro de nuestras discusiones” con el gobierno colombiano.

Hasta 2018, el Reino Unido aportó más de £30 millones para la implementación del acuerdo de paz en el país y en fortalecer la justicia transicional