Dos colombianos en el top de lo mejor de la arquitectura del mundo

Giancarlo Mazzanti y Ricardo de Castro son los primeros colombianos en pertenecer a la exclusiva lista de ganadores de los “Rethinking the Future Awards RTF”

Compartir
Compartir articulo
De Castro, con su firma de arquitectos homónima, se llevó dos reconocimientos: uno de ellos por el proyecto ‘Marquise’, que ganó en la categoría Edificio Público Conceptual.
De Castro, con su firma de arquitectos homónima, se llevó dos reconocimientos: uno de ellos por el proyecto ‘Marquise’, que ganó en la categoría Edificio Público Conceptual.

Por primera vez en la historia, dos proyectos de arquitectura colombianos ganan en los premios más prestigiosos de esa rama del diseño en el mundo, los “Rethinking the Future Awards -RTF”.

De un total de 1.200 proyectos inscritos para el año 2020, se seleccionaron 45, que “representan el futuro de la arquitectura global y son inspiración para arquitectos, constructores y diseñadores de interiores de todo el mundo”, según el objetivo principal de los RTF Awards que, cada año, recibe propuestas de diseño arquitectónico de más de 40 países.

Giancarlo Mazzanti y Ricardo de Castro fueron los dos arquitectos barranquilleros galardonados con el famoso galardón. “Estos premios son un gran referente e inspiración en el mundo. Además de ser un importante reconocimiento para nuestra firma, nos enorgullece que Colombia esté en la galería mundial de la arquitectura, con obras de vanguardia”, manifestó Ricardo de Castro.

De Castro, con su firma de arquitectos homónima, se llevó dos reconocimientos: uno de ellos por el proyecto ‘Marquise’, que ganó en la categoría Edificio Público Conceptual. Este no es el primer premio que se lleva este proyecto en específico, a él se le suman dos más: un premio otorgado en Colombia por su creación, y un Design Award en Italia, en la categoría de arquitectura e ingeniería.

El proyecto, según Ricardo, “está inspirado en la cultura Caribe (...) Se trata de un obelisco moderno que sirve como un gran filtro de agua para tratar las aguas negras de la zona, mitigando el impacto ambiental sobre la Ciénaga de Mallorquín”.

El obelisco tendría 145 metros de alto y escondería dos tanques de concreto para acumular agua lluvia que disminuirían la contaminación y el colapso de las líneas de drenaje locales de Barranquilla.

El obelisco tendría 145 metros de alto y escondería dos tanques de concreto para acumular agua lluvia que disminuirían la contaminación y el colapso de las líneas de drenaje locales de Barranquilla.
El obelisco tendría 145 metros de alto y escondería dos tanques de concreto para acumular agua lluvia que disminuirían la contaminación y el colapso de las líneas de drenaje locales de Barranquilla.

El segundo proyecto ganador fue la Casa Mica, que lo hizo acreedor al premio en la categoría Residencial Grande. El proyecto, que será construido en el Club Lagos del Caujaral, a las afueras de Barranquilla, fue definido por su creador como una edificación que “irrumpe como una refrescante e innovadora propuesta, diseñada aprovechando las condiciones climáticas de la zona. Su estudio de luces, vientos y manejo de paneles solares la hacen una vivienda única y eficiente, capaz de generar el 100% de la energía que requiere y recuperar las aguas utilizadas en la casa”.

Su estudio de luces, vientos y manejo de paneles solares la hacen una vivienda única y eficiente, capaz de generar el 100% de la energía que requiere y recuperar las aguas utilizadas en la casa
Su estudio de luces, vientos y manejo de paneles solares la hacen una vivienda única y eficiente, capaz de generar el 100% de la energía que requiere y recuperar las aguas utilizadas en la casa

Por su parte, la firma de Giancarlo Mazzanti, ‘El equipo Mazzanti’, fue premiada por el proyecto de expansión del Hospital Fundación Santa Fe de Bogotá, culminado hace dos años. El edificio ahora cuenta con 12 pisos que, desde el noveno, tiene un amplio jardín y espacios especiales que, según el arquitecto, fueron diseñados para el beneficio de las personas, pues “ayudan a sanar”.

La firma de Giancarlo Mazzanti, ‘El equipo Mazzanti’, fue premiada por el proyecto de expansión del Hospital Fundación Santa Fe de Bogotá, culminado hace dos años.
La firma de Giancarlo Mazzanti, ‘El equipo Mazzanti’, fue premiada por el proyecto de expansión del Hospital Fundación Santa Fe de Bogotá, culminado hace dos años.

“Nosotros partimos de la base de que el espacio en sí mismo puede ser un mecanismo terapéutico que ayude a sanar. Allí radica el valor de esto. Nos preguntamos cómo los espacios pueden ayudar a que las personas cambien su perspectiva de cómo habitan un espacio”, explicó el barranquillero.

El edificio ahora cuenta con 12 pisos que, desde el noveno, tiene un amplio jardín y espacios especiales para “ayudan a sanar”.
El edificio ahora cuenta con 12 pisos que, desde el noveno, tiene un amplio jardín y espacios especiales para “ayudan a sanar”.

Giancarlo Mazzanti ha recibido más de 20 reconocimientos nacionales e internacionales con su firma. En 2011, el barranquillero se convirtió en el primer arquitecto colombiano en poner una de sus obras en el Museo de Arte Moderno de Nueva York (MoMa) y en el Pompidou de París.

El arquitecto obtuvo, en el 2006, el primer premio en la categoría de Diseño Urbano y Paisaje en la X Bienal de Arquitectura de Venecia y, dos años después, le fue otorgado el galardón a la mejor obra de Arquitectura y Urbanismo en la VI Bienal Iberoamericana de Arquitectura y Urbanismo.