Latam y Avianca recibirán rescates económicos

Las aerolíneas Latam y Avianca buscan recuperarse tras los estragos económicos traídos por la pandemia. Para esto ya preparan planes de financiación y reestructuración.

Guardar

Nuevo

La justicia estadounidense aprobó la reorganización financiera de Avianca por 1.700 millones de dólares. Foto: Europa Press
La justicia estadounidense aprobó la reorganización financiera de Avianca por 1.700 millones de dólares. Foto: Europa Press

El pasado viernes 2 de octubre, Latam Airlines, la aerolínea más grande de América Latina, recibió la aprobación del plan de financiación de alrededor de 2.450 millones de dólares, para acogerse a la ley de quiebras de Estados Unidos.

Avianca había hecho lo mismo, pues, después de declararse en quiebra y de solicitar un rescate económico al Gobierno de Colombia, este fue frenado por el Tribunal Administrativo de Cundinamarca, que dejó en vilo la ayuda por más de 370 millones de dólares.

En las últimas horas, Avianca recibió la aprobación de la Corte de Estados Unidos, para el plan de financiamiento presentado en septiembre por US$2.000 millones. Sin embargo, la aerolínea sigue a la espera del crédito del Gobierno de Iván Duque.

“Con la aprobación de la Corte de los EE.UU. del financiamiento DIP, Avianca aumenta su liquidez financiera otorgando respaldo a nuestras operaciones mientras continuamos volando y sirviendo a nuestros clientes”, dijo Anko van der Werf, presidente de Avianca.

En este sentido, Adrian Neuhauser, Chief Financial Officer de Avianca comentó que “la aprobación del paquete de financiamiento DIP es un hito significativo y un importante paso hacia adelante para la compañía”. Además añadió que seguirán adelante con el proceso de Capítulo 11, con un plan a mediano plazo.

  • Lo que viene para ambas aerolíneas
Foto:  EFE/ Antonio Lacerda/Archivo
Foto: EFE/ Antonio Lacerda/Archivo

Así las cosas, con ambos desembolsos aprobados, las aerolíneas planean renegociar sus deudas, reorganizar su flujo de caja y transformar sus operaciones.

Después de estos cuatro meses de pérdidas, Avianca y Latam buscaron financiamiento para lograr continuar con su operación. Mientras Avianca necesitaba 2.000 millones de dólares, la firma chilena buscaba 2.450 millones de dólares.

Estas dos aerolíneas plantearon el plan de financiamiento, bajo un mecanismo de Deudor en Posesión (DIP), que se basa en que las empresas avancen en un plan para pagar sus deudas y al mismo tiempo lograr liquidez y garantizar su reorganización.

Con la decisión del alto tribunal de Nueva York, otorgada este 5 de octubre, ya se le dio vía libre a Avianca para que avance en su plan de financiación. Si bien Latam recibió la aprobación, tras algunos ajustes en su propuesta, con la noticia se confirmó que las dos aerolíneas más grandes que operan en el país lograron cumplir un hito en un difícil año de operación.

  • Reestructuración: un largo camino
Foto: Iván Valencia, Bloomberg
Foto: Iván Valencia, Bloomberg

Así las cosas, lo que se viene para las dos aerolíneas tiene que ver principalmente con establecer las nuevas hojas de ruta, para que se mantengan a flote, en el contexto de la crisis económica que deja la pandemia por Covid-19.

Mientras Avianca espera las aprobaciones para los desembolsos requeridos; avanza con la reestructuración. El esquema de financiación incluye un Tramo A senior, ya garantizado, de 1.270 millones de dólares y un Tramo B garantizado también, de 722 millones de dólares. Con estos rubros se busca mejorar la liquidez de la empresa.

Por el lado de Latam, el viernes 2 de octubre, la Superintendencia de Sociedades reconoció la autorización de financiamiento para esta empresa. Este es el último paso para que las filiales en Colombia de la compañía puedan proceder a la siguiente etapa de la reorganización y reestructuración de su deuda. Finalmente, la empresa deberá presentar el plan de reorganización dentro del proceso con el tribunal de quiebras de Estados Unidos, según anunció la compañía.

Los expertos coinciden que tanto Avianca como Latam lograrán, con estas aprobaciones, sortear los obstáculos a corto plazo. Sin embargo, advierten que habrá sí o sí una reducción en su plantilla, pues no se podrá volver a operar a los niveles de antes de la pandemia.