Carlos Alberto García, jefe de prensa de la Superintendencia de Notariado y Registro.
Carlos Alberto García, jefe de prensa de la Superintendencia de Notariado y Registro.

Carlos Alberto García, jefe de prensa de la Superintendencia de Notariado y Registro, renunció a su puesto luego de publicar desde la cuenta de la entidad varios tweets ofensivos contra dos periodistas, que además tenían comentarios antisemitas. El embajador de Israel en Colombia, Marco Sermoneta, pidió al gobierno colombiano intervención al respecto.

El pasado 27 de diciembre, García respondió por Twitter un comentario de Julián Martínez en contra de la defensa al investigado exministro de Agricultura del entonces presidente Álvaro Uribe, Andrés Felipe Arias, de quien él fue jefe de prensa cuando estuvo al frente de esa cartera. Y otro de Daniel Coronell donde pide investigar las muertes de los testigos del caso de Odebrecht.

"¿Será mucho pedir que se realice una investigación independiente por las muertes de Jorge Enrique Pizano, Alejandro Pizano y Rafael Merchán?", escribió el periodista Coronell. A lo que García respondió con insultos, tratando al columnista de "bandido" y de "judío de Tame".

Por esa alusión despectiva a la comunidad judía se pronunció en contra Sermoneta, quien a través de un tweet pidió intervención al respecto. "Estimada Ministra @GloriaMBorrero, condenamos estos preocupantes y repudiables trinos antisemitas desde la cuenta oficial de la Superintendencia de Notariado y Registro de la República. Pedimos respetuosamente su intervención", escribió el embajador.

Al desatarse la polémica, García argumentó a El Tiempo que le habían robado la SIM card del celular y de esa forma habían accedido a las cuentas oficiales que él manejaba para enviar los tweets en cuestión. Incluso argumentó que le habían sacado 750 mil pesos (231 dólares) de su cuenta bancaria.

La versión del hackeo fue cuestionada por varios defensores de la libertad de prensa, entre ellos Pedro Vaca, director de la Fundación para la Libertad de Prensa (Flip), quien aseguró que, al ser la cuenta de la Superintendencia verificada, piden dos contraseñas para acceder a ella. Finalmente, García reconoció que los comentarios ofensivos sí los había publicado él pensando que estaba en su cuenta personal.

"Quiero públicamente presentar disculpas a los periodistas Daniel Coronell y Julián Martínez a quienes en un momento de acaloramiento agredí con palabras injuriosas y desobligantes a través de dos desafortunados e insultantes trinos (…) Reconozco que ese no debe ser mi comportamiento, me equivoqué y la labor que desempeñaba en la Superintendencia de Notariado y Registro desde enero de 2018, fecha en que inició mi contrato, está puntualmente relacionada con la asesoría y manejo de las comunicaciones, razón por la cual tenía activa la cuenta de Twitter de la institución en mi teléfono", escribió García en un comunicado.

Carlos García, además, anunció su renuncia al cargo público debido a lo que catalogó como error. No obstante, el director de la comunidad judía de Colombia, Marcos Peckel, pidió una "investigación de fondo y las sanciones de rigor" por lo que considera un acto de discriminación que incita al odio.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: