El soldado retirado Reynaldo Krautz, de 37 años, fue la víctima de desmembramiento
El soldado retirado Reynaldo Krautz, de 37 años, fue la víctima de desmembramiento

Este fin de semana, la Policía encontró otro cuerpo desmembrado en el sector de invasión conocido como 'La Bendición de Dios', ubicado en zona portuaria de Barranquilla. Los hechos estarían relacionados con disputas de bandas criminales dedicadas a la exportación de droga al exterior.

"Familia, tal vez no tengamos todas las riquezas del mundo, pero juntos lo tenemos todo", decía el tatuaje en el torso del cadáver con el que las autoridades pudieron identificar a la víctima. Se trata de Reinaldo José Krautz Visbal, de 37 años, quien perteneció al Ejército Nacional y se dedicaba al préstamo de dinero en la actualidad; según conoció El Heraldo.

El hombre había desaparecido el viernes pasado, luego de salir de su vivienda en el municipio de Malambo en su moto. Las investigaciones establecen que podría tener relación con las bandas criminales de 'Los Costeños', 'Los Rastrojos' y el 'Clan del Golfo'.

De hecho, información de inteligencia señala como autor intelectual del homicidio a Digno Palomino, encargado de las extorsiones a comerciantes y el tráfico de estupefacientes de la organización 'Los Costeños', a donde fue reclutado en 2013 luego de cumplir condena de año y medio en la cárcel La Modelo, de Barranquilla, por porte ilegal de droga.

El crimen sería una represalia por una supuesta información que Krautz Visbal dio a la Policía, y que resultó con la captura de los autores materiales del doble homicidio en una frutería del sur de la ciudad, ocurrido el pasado 20 de junio.

La invasión ‘La Bendición de Dios’ es un punto estratégico para el tráfico de droga al exterior, por su cercanía con el río Magdalena y con el puerto de Barranquilla.
La invasión ‘La Bendición de Dios’ es un punto estratégico para el tráfico de droga al exterior, por su cercanía con el río Magdalena y con el puerto de Barranquilla.

Este caso se suma a por lo menos 16 cuerpos desmembrados encontrados en el barrio 'La Bendición de Dios' y sectores aledaños, desde 2011. La situación vuelve a prender las alarmas de las autoridades, pues la invasión se ha convertido en un fortín del crimen organizado en la ciudad.

En casas de madera y palo, entre calles sin pavimentación y sin servicios básicos, unas 80 familias viven en 'La Bendición de Dios', que se convirtió en un punto estratégico que facilita la distribución de droga al exterior, por su cercanía al río Magdalena, al puerto de Barranquilla y al centro de la ciudad.

"Es un terreno donde se encuentra una invasión con casas de madera y sin pavimento. Aquí se tiene que hacer un patrullaje muy cauteloso", dijo a RCN Radio el Coronel Jesús de los Reyes, subcomandante (E) de la Policía Metropolitana. Además, aclaró que la única luz con la que cuenta el sector de noche es el alumbrado público de la calle, por lo que la oscuridad reina en su interior.

Una investigación realizada por Verdad Abierta confirma que la zona es controlada por bandas como 'Los Rastrojos' y 'Los Costeños', quienes guardan ahí la pasta de coca que compran en el interior del país para luego ser distribuida. Incluso, dan cuenta de 'casas de pique' donde realizarían los desmembramientos.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: