Los cambios en los indicadores del mercado internacional de la cocaína apuntan a que asistimos a los niveles más altos de oferta en los Estados Unidos desde al menos 2007. Dicho fenómeno, a su vez, ha apuntalado un aumento del consumo doméstico estadounidense desde el año 2009. Así ha sido confirmado por un informe de inteligencia desclasificado por la DEA este sábado.

Dicho reporte ofrece cifras alarmantes que reflejan que tanto la oferta como el consumo de cocaína en los Estados Unidos está aumentando, y que indican que es probable que continúe expandiéndose hasta al menos 2018.

Por su parte, la cocaína colombiana representa el 92% de lo incautado en los Estados Unidos durante todo el año 2016, de acuerdo con los datos del Programa sobre Cocaína de la DEA. Pese a los esfuerzos del gobierno de Juan Manuel Santos durante los últimos años, Colombia continúa siendo la principal fuente de la sustancia para el mercado de EEUU.

El reporte desclasificado refleja a su vez que pese a una caída registrada entre los años 2007 y 2012, desde 2013 a la actualidad se observa una tendencia sostenida en la producción de cocaína, lo que significa una amenaza creciente para los Estados Unidos. Mientras que en el periodo 2007-2012 se observó una caída del 53%, en el de 2013-2017 el aumento registrado fue del 134%. Además, desde el año 1998 el cultivo de coca colombiana supera a la producción conjunta de Bolivia y Pérú.

El origen de la cocaína que se consume en EEUU
El origen de la cocaína que se consume en EEUU

Los motivos del aumento de la producción de coca en Colombia

El aumento del cultivo de la coca se ha visto impulsada por varios factores, entre ellos la disminución del método de la erradicación aérea y de la erradicación manual. De hecho, las acciones de erradicación de la coca alcanzó en 2016 su nivel más bajo desde al menos 1996 -en el año 2016, 17.642 hectáreas fueron erradicadas, un 92% menos que las 229.228 erradicadas en 2008-. Además, los cocaleros han tomado medidas para evitar la erradicación, incluyendo bloqueos a los equipos de erradicación manual y traslados de los campos de coca a lugares más remotos e inaccesibles, incluyendo parques nacionales y reservas indígenas.

Combatientes de las FARC (AP, imagen de archivo)
Combatientes de las FARC (AP, imagen de archivo)

Otro factor ha sido que desde el año 2014, las negociaciones de paz entre el gobierno de Juan Manuel Santos y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) han exacerbado en ocasiones el problema del cultivo ilícito de coca en el país. Desde los frentes de las FARC se alentó a los cultivadores de coca a plantar más, aparentemente motivados por la creencia de que la inversión y los subsidios del gobierno después de lograda la paz se concentrarían en las áreas con mayor cantidad de coca.

El movimiento de cocaína desde Sudamérica hacia el norte ha alcanzado niveles récord

Debido a un mayor suministro de cocaína, el movimiento hacia el norte desde América del Sur aumentó de 2014 a 2016. Al menos el 82% de la cocaína documentada que sale de América del Sur transita por el Pacífico Oriental y se transportan pequeñas cantidades directamente a través del Caribe Occidental y Central (11% y 7%, respectivamente).

Los aumentos significativos en el movimiento de cocaína hacia el norte fueron impulsados ​​principalmente por el incremento en el cultivo de coca en la región andina, lo que resultó en aumentos en el flujo documentado a través del Pacífico Oriental.

También se documentó un mayor flujo en el Corredor del Caribe, aunque la cuota de flujo total del Corredor del Caribe fue menor que la observada en 2014. Como en años anteriores, por volumen, la mayor parte de este movimiento documentado fue a través de embarcaciones rápidas.

Las incautaciones de cocaína en las zonas de llegada de los Estados Unidos están aumentando

La frontera suroeste de EEUU (SWB) sigue siendo el punto de entrada clave para la cocaína contrabandeada. Las incautaciones a lo largo de la SWB aumentaron un 20 por ciento entre 2015 y 2016, de 9,018 a 10,839 kilogramos, la mayor cantidad de cocaína incautada a lo largo de la SWB desde al menos 2011.

2016 es el segundo año consecutivo de aumento en las incautaciones en la SWB, luego de un período de disminución entre 2013 y 2014. La mayor parte de la cocaína incautada en 2016 ocurrió en la zona de San Diego y la zona de Río Grande. Los traficantes más comúnmente introducen clandestinamente cocaína a Estados Unidos a través de vehículos privados que pasan por los puertos de la SWB. La cocaína está escondida entre la carga visible de camiones comerciales o secreta dentro de compartimientos ocultos dentro de vehículos de pasajeros.

Los indicadores de consumo doméstico de cocaína han recuperado, al menos, los niveles de 2009

El consumo de cocaína en los EEUU muestra signos de aumento, llegando a por lo menos los niveles de 2009 a través de múltiples conjuntos de datos. El número de consumidores actuales de cocaína aumentó considerablemente en 2015, lo que indica el continuo rebote del uso y su alta disponibilidad.

La pureza media anual de 1 gramo de cocaína en los Estados Unidos se mantuvo relativamente estable entre 45,3% y 49,1% entre 2009 y 2015; muy por debajo del 61,1% de pureza promedio que hubo en 2007. En 2016, la pureza promedio anual llegó a 56,4%. Por su parte, entre 2007 y 2015, el precio medio anual por gramo de cocaína casi se duplicó, de 116 dólares a 202 dólares, antes de caer a 165 dólares en 2016.

Desde 2007, la pureza de la cocaína en los Estados Unidos ha tenido una correlación relativamente fuerte con la producción en Colombia, aunque la relación entre la producción y los precios internos es débil. Esto sugiere que otros factores, incluyendo la competencia dentro de los mercados de drogas y los cambios en la cultura de la población, tienen más influencia sobre los precios domésticos que los previamente reconocidos, da cuenta el informe de la DEA.

Panorama

A lo largo del año 2018, es probable que los Estados Unidos sigan experimentando los mayores niveles de suministro y uso de cocaína de la década. Incluso si los niveles de cultivo permanecen constantes, es probable que la producción de cocaína en Colombia aumente durante 2017 debido a la maduración de la coca plantada en 2016 y los fuertes incentivos económicos para que los agricultores continúen cultivando coca.

Policías incautan un cargamento de droga en Colombia (AP)
Policías incautan un cargamento de droga en Colombia (AP)

A medida que aumenten la producción y otros indicadores internacionales, es muy probable que los Estados Unidos sigan experimentando aumentos en las muertes relacionadas con la cocaína.

Algunos indicadores nacionales han superado los niveles de 2007 (nuevos usuarios y muertes), mientras que otros indicadores están en ritmo para alcanzar o superar los niveles de 2007 para 2017 (consumo total y pureza). Otros indicadores de disponibilidad nacional, incluidos los decomisos y las pruebas de drogas en el lugar de trabajo, no han experimentado aumentos significativos con respecto a otros indicadores basados ​​en Estados Unidos, y el análisis histórico indica que los precios minoristas seguirán siendo difíciles de predecir.

LEA MÁS: