Por que a los insectos les atrae tanto la luz

Investigadores grabaron los movimientos en completa oscuridad usando cámaras infrarrojas de alta velocidad, para entender cómo vuelan normalmente.

Guardar

Nuevo

Esta poca variación sorprendió a los científicos, pues existen más de 160.000 especies de lepidópteros. (Wikicommons/Charles J. Sharp)
Esta poca variación sorprendió a los científicos, pues existen más de 160.000 especies de lepidópteros. (Wikicommons/Charles J. Sharp)

El comportamiento de los insectos respecto a las luces artificiales ha sido objeto de estudio por un equipo de investigadores de la Universidad de Florida y del Imperial College de LondresYash Sondhi, entomólogo de la Universidad de Florida, lidera este proyecto, cuyos detalles fueron publicados en la revista Nature Communications. Según su investigación, las polillas no son atraídas directamente por la luz, sino que la utilizan como referencia para orientarse y evitar colisiones.

Los investigadores, liderados por Yash Sondhi, entomólogo de la Universidad de Florida, observaron que las polillas y otros insectos giran sus cuerpos hacia la fuente de luz mientras vuelan. Esta conducta no se debe a una atracción directa, sino a un mecanismo ancestral que les permite identificar la dirección de “arriba”. Según Sondhi, el cielo nocturno siempre ha sido un buen indicador de esta dirección hasta la aparición de las luces artificiales. “Si lo estropean, empiezan a estrellarse o suben demasiado y se paran”, explicó.

El equipo de investigación grabó los movimientos de los insectos en completa oscuridad usando cámaras infrarrojas de alta velocidad, para entender cómo vuelan normalmente. Luego, realizaron experimentos con luces colocadas de diferentes maneras. Cuando las luces se colgaron en una cuerda entre árboles, los insectos inclinaron sus alas hacia la bombilla y orbitaban alrededor de ella. Pero cuando se montaron luces hacia arriba, los insectos tendían a estrellarse o detenerse.

fumigación, crías de mosquitos, ronchas, repelente, horda - (Imagen Ilustrativa Infobae)
fumigación, crías de mosquitos, ronchas, repelente, horda - (Imagen Ilustrativa Infobae)

Una de las pruebas más reveladoras fue cuando los investigadores usaron una sábana blanca proyectando luz ultravioleta. Si las polillas realmente se sintieran atraídas por la luz, deberían haber volado hacia la sábana. En cambio, los insectos volaron a través de la zona iluminada, similar a como lo hacen durante el día. Sam Fabian, coautor del estudio e investigador del Imperial College de Londres, explicó: “Sugerimos que la luz artificial puede provocar un desajuste entre el sentido de la dirección que tienen los insectos y la verdadera dirección de la gravedad”. Este desajuste puede ser fatal para los insectos, que ya enfrentan desafíos críticos debido al cambio climático y la pérdida de hábitat.

La investigación también puso a prueba cómo la dirección de la luz afecta el comportamiento de los insectos. “La direccionalidad de la luz es un factor muy importante en el patrón que hemos observado, no solo el brillo o el color”, comentó Sondhi. Cuando una sábana iluminada se colocó en el suelo, las polillas volaron sobre ella, se voltearon y se desplomaron. Este descubrimiento resalta la importancia de la dirección de las luces artificiales sobre el comportamiento de vuelo de los insectos.

El uso de luz artificial ha aumentado en la última década, y el mundo ahora es un 2% más luminoso cada año, exacerbando este problema para las poblaciones de insectos. Simon Sponberg, que estudia el movimiento animal en el Instituto de Tecnología de Georgia, dijo: “No es que simplemente les atraiga la luz. Es que equilibran la luz y la oscuridad y esperan que se equilibre de una determinada manera”. Las luces que apuntan hacia arriba son particularmente perjudiciales porque distorsionan este equilibrio.

"Esta macro fotografía revela asombrosos detalles de moscas e insectos, a menudo considerados plagas. Su presencia subraya la importancia de la higiene y el control de los bichos en nuestros entornos. (Imagen ilustrativa Infobae)
"Esta macro fotografía revela asombrosos detalles de moscas e insectos, a menudo considerados plagas. Su presencia subraya la importancia de la higiene y el control de los bichos en nuestros entornos. (Imagen ilustrativa Infobae)

Más allá de las polillas, la luz artificial afecta a otros animales y ecosistemas. Algunas administraciones ya han establecido zonas de cielo oscuro donde la luminosidad artificial se reduce para proteger a los animales. Esto ayuda a los insectos voladores y también a tortugas marinas, aves y corales que son sensibles a la contaminación lumínica.

Para mitigar estos efectos, es crucial apagar las luces cuando no son necesarias y dirigir la luz hacia abajo. Muchas farolas de ciudades ya apuntan hacia abajo, pero utilizan bombillas que iluminan en todas direcciones. Mejorar estas luminarias con apantallamiento metálico que dirija el haz de luz podría ser una solución, sugirió Sondhi. La implementación de estas medidas puede reducir el impacto negativo de la luz artificial en los insectos y otros animales, protegiendo así la biodiversidad y facilitando un entorno más equilibrado.

Guardar

Nuevo