La esposa del ex militar venezolano secuestrado en Chile pidió protección a la CIDH

La pareja de Ronald Ojeda Moreno pidió que el organismo de la OEA exhorte al gobierno chileno a que cuide de la seguridad de ella y su familia

Compartir
Compartir articulo
Un familiar señaló que en estos momentos la mujer se encuentra “segura”, y que también se le está brindando protección especial a una hermana de Ronald Ojeda.
Un familiar señaló que en estos momentos la mujer se encuentra “segura”, y que también se le está brindando protección especial a una hermana de Ronald Ojeda.

(Desde Santiago, Chile) En el más completo anonimato, la esposa del exmilitar venezolano Ronald Ojeda Moreno, secuestrado la madrugada del miércoles 21 de este mes desde su departamento en Santiago, llegó hasta la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) -dependiente de la OEA- para pedir protección a raíz de este caso que mantiene en alerta a las policías y ha conmocionado al país.

Acompañada de su abogado, la mujer -de iniciales M.C.- presentó una “solicitud de medidas cautelares” a fin de que la CIDH declare su preocupación y exhorte al Estado de Chile a adoptar medidas de seguridad para ella y su familia, según consignó el vespertino La Segunda.

Trascendió que la esposa de Ojeda ya declaró ante los detectives de la Policía de Investigaciones (PDI) sobre un posible viaje clandestino de su marido a Cúcuta (Colombia) en diciembre, y si se encontraba recaudando fondos para realizar operativos en contra del régimen de Nicolás Maduro.

Según afirmó un familiar de M.C., actualmente ella se encuentra “segura” y además se le estaría brindando protección especial a una hermana del exmilitar venezolano - quien estaba en el departamento la madrugada del plagio - aunque no se tiene claridad si está en el mismo lugar que M.C.

Habla el hermano de Ojeda

Por su parte Javier Ojeda, hermano de la víctima - de quién aún se desconoce su paradero-, afirmó no estar al tanto de las declaraciones que han dado su hermana y a su cuñada a los investigadores del caso.

“Si yo estoy limitado, ellas están más limitadas”, señaló al respecto Javier Ojeda, quien se desempeña como publicista y vive fuera de Venezuela, aunque no en Chile.

Ojeda afirmó que lo único que sabe hasta ahora es que las visitas que les hacen las mujeres son “más visuales” a fin de constatar de que están bien y agregó que él se las arregla con “una especie de enlace que tenemos” de la Fiscalía, quien “siempre ha dicho que por ahora no tiene información”.

El hermano de la víctima dijo también no tener conocimiento de la solicitud de su cuñada ante la CIDH, y explicó que aunque por ahora no ha hecho nada similar, “quiero a partir de hoy empezar con estos temas... Primero, quiero información, porque no sé cómo funciona nada de esto y tampoco puedo divulgar estas cosas”.