Ex jefe de inteligencia de Guaidó se refirió al caso del militar venezolano desaparecido en Chile: “Maduro pudo haber subcontratado al Tren de Aragua”

Iván Simonovis fue la primera persona que alertó sobre el rapto en Santiago del ex teniente venezolano Ronald Ojeda, asilado político del gobierno de Gabriel Boric

Compartir
Compartir articulo
Iván Simonovis estuvo más de 20 años en la policía de investigaciones venezolana y otros 15 preso por su oposición al chavismo.
Iván Simonovis estuvo más de 20 años en la policía de investigaciones venezolana y otros 15 preso por su oposición al chavismo.

(Desde Santiago, Chile) - Un tweet suyo fue la voz de alerta. Desde Miami, Iván Simonovis (64), ex jefe de inteligencia y seguridad del líder opositor venezolano, Juan Guaidó, fue el primero en dar la noticia del secuestro del ex teniente venezolano Ronald Ojeda, ocurrido la madrugada de este miércoles en la comuna de Independencia, en Santiago. Según él se trataría de una extracción limpia, al más puro estilo de la guerra fría, planificada por agentes de inteligencia del régimen de Nicolás Maduro.

En entrevista con el medio digital Ex-Ante, Simonovic planteó que el fondo del asunto apunta a qué tan importante puede ser un ex teniente para justificar una operación de tal magnitud, con todas las complicaciones diplomáticas que seguramente va a acarrear. Sus palabras adquieren relevancia pues Simonovis no es ningún advenedizo: estuvo más de 20 años en las filas de policía de investigaciones venezolana y otros 15 preso por su oposición al chavismo, hasta que se fugó el 2009 y obtuvo asilo en Estados Unidos.

-¿Cuál es su hipótesis de quiénes serían los autores?

-La información disponible no ayuda a tener un panorama del todo claro sobre lo que está sucediendo. La esposa y la hermana -acompañadas del pequeño hijo de Ronald (de cuatro años) han estado dando testimonio en la PDI, y entonces lo que se tiene son los fragmentos que ella ha pasado. Lo que sí es que definitivamente al señor Ronald Ojeda Moreno se lo llevaron en la madrugada unos individuos, luego el vehículo en el cual había sido trasladado apareció, entiendo que inclusive estaba el teléfono de él roto, junto con la indumentaria de los individuos que llegaron a su casa haciéndose pasar por funcionarios de la PDI.

-¿Por qué estaría tan interesado en secuestrar o asesinar a Ronald Ojeda, un ex teniente, el servicio de inteligencia de Maduro?

-Yo a Ojeda no lo conozco personalmente. Tengo relación o conversación con un compañero de él porque fui comisionado de seguridad e inteligencia del gobierno interino de Juan Guaidó y en ese momento me vinculé con muchos oficiales militares y con policías. Conozco al teniente Rodríguez que es compañero de él y me informó. Ellos fueron un grupo de oficiales que fue degradado, expulsado de la Fuerza Armada, acusados de conspiración y terminaron presos. Estando ellos presos hubo un traslado y en ese traslado estos oficiales escaparon, inclusive un oficial de los presos murió en la operación.

-¿Usted ha podido hablar con su esposa o su hermana?

-No. A ellas no se les permite hablar con nadie. Pasan un mensaje por teléfono y demás, pero nadie ha podido hablar con ellas, Excepto el teniente este con el que yo hablo, que él eventualmente parece que la chica, no sé, de alguna forma ella sale o manda un mensaje y ya está. No les han quitado los teléfonos, pero las tienen restringidas. Les dicen que no hablen y no publiquen en sus redes sociales.

-El régimen de Maduro sabe que esto va a tener consecuencias. Ningún gobierno puede tolerar que otro país le secuestre a una persona que le ha otorgado asilo. ¿Por qué Maduro haría esto? ¿Cómo se explica políticamente?

-El tema va a ser, donde está el teniente Ojeda Moreno. Si él está realmente en Venezuela, van a tener que explicar muchas cosas que no van a poder explicar. El asunto es que no estuviese en Venezuela. ¿Por qué? Porque el régimen de Maduro pudo haber subcontratado por ejemplo al Tren de Agua para que hiciera ese trabajo. Y el gobierno de Venezuela se va a sacudir y va a decir que ellos no tienen nada que ver, que ellos no saben nada de lo que está sucediendo. Y eso es lo que yo creo que eventualmente pudiera suceder, excepto que el teniente esté allá. Si el teniente se demuestra que está allá, entonces bueno, ahí sí la cosa se va a poner muy complicada. Preguntarnos qué pasa por la cabeza de todos ellos para esto, no lo sé. Obviamente es una situación extremadamente delicada y compleja que, como usted dice, ningún gobierno puede aceptar.

-¿Qué es lo más importante de este caso en su opinión?

-Mi pregunta es qué tan importante puede ser un teniente que justifique una operación de esta magnitud. O sea, con los riesgos que esto representa. Eso todavía es un gran misterio.