Al menos 11 muertos en Río de Janeiro por las lluvias torrenciales

Entre las víctimas, hay un hombre fallecido por un deslizamiento de tierra y otros dos por descargas eléctricas, aunque la mayoría murieron ahogadas ante las crecidas de los ríos

Compartir
Compartir articulo
Unos niños llevan sus pertenencias en una zona inundada tras las fuertes lluvias que azotaron Río de Janeiro, en las favelas del complejo de Pedreira, Río de Janeiro, Brasil, 14 de enero de 2024. REUTERS/Pilar Olivares
Unos niños llevan sus pertenencias en una zona inundada tras las fuertes lluvias que azotaron Río de Janeiro, en las favelas del complejo de Pedreira, Río de Janeiro, Brasil, 14 de enero de 2024. REUTERS/Pilar Olivares

El temporal que azotó la ciudad brasileña de Río de Janeiro y su región metropolitana entre la noche del sábado y la madrugada del domingo provocó la muerte de por lo menos once personas e inundó decenas de calles, informaron las autoridades locales a media tarde.

Entre las víctimas, hay un hombre fallecido por un deslizamiento de tierra y otros dos por descargas eléctricas, aunque la mayoría murieron ahogadas ante las crecidas de los ríos, según el Cuerpo de Bomberos del estado, que aseguró haber atendido cerca de 230 incidentes relacionados con las lluvias en las últimas 24 horas.

Asimismo, hay una mujer desaparecida después de la caída de su vehículo en el río Botas en la noche del sábado.

Aunque la lluvia remitió en la tarde del domingo, el alcalde de la segunda mayor ciudad del país, Eduardo Paes, decretó una situación de emergencia en el municipio y recomendó a los ciudadanos evitar desplazarse y quedarse en lugar seguro.

“No fuercen para tratar de pasar por áreas inundadas; están colocando en riesgo sus vidas”, avisó en un video colgado en redes sociales.

El temporal obligó en la mañana del domingo a cortar durante horas importantes vías de entrada a la ciudad, como la Avenida Brasil, y a cerrar algunas paradas de metro y de autobús, principalmente en la zona norte.

Además, se cerraron parques ante el peligro de derrumbe de árboles y fueron cancelados los ensayos de las escuelas de samba que ya se preparan para el carnaval, que tiene previsto atraer a cientos de miles de visitantes en apenas un mes.

Una mujer sostiene a su bebé mientras se encuentra fuera de su casa en una zona afectada por las fuertes lluvias en el complejo de favelas de Pedreira, Río de Janeiro, Brasil, 14 de enero de 2024. REUTERS/Pilar Olivares
Una mujer sostiene a su bebé mientras se encuentra fuera de su casa en una zona afectada por las fuertes lluvias en el complejo de favelas de Pedreira, Río de Janeiro, Brasil, 14 de enero de 2024. REUTERS/Pilar Olivares

Las inundaciones también dejaron a un hospital de la zona norte sin energía eléctrica durante parte del día, según las autoridades locales.

El presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, habló por teléfono con los alcaldes de la región y les garantizó “todo el apoyo” del Gobierno federal y asistencia para la población afectada, según un comunicado.

El gobernador del estado de Río de Janeiro, Cláudio Castro, lamentó, a su vez, los fallecimientos y dijo estar trabajando “incansablemente” para evitar más pérdidas.