El nuevo Congreso de Ecuador se instalará en noviembre y Daniel Noboa asumirá la Presidencia el 1 de diciembre

La Constitución dispone que el cambio de mando presidencial suceda el 24 de mayo de cada año. Sin embargo, al tratarse de elecciones extraordinarias, la fecha estará sujeta a lo establecido por el CNE

Compartir
Compartir articulo
El presidente electo de Ecuador, Daniel Noboa, será posesionado el 30 de noviembre (EFE/Julio Estrella)
El presidente electo de Ecuador, Daniel Noboa, será posesionado el 30 de noviembre (EFE/Julio Estrella)

A dos semanas de celebrado el balotaje en Ecuador, los preparativos para la sesión inaugural de la nueva Asamblea Nacional, así como para la asunción presidencial ya están en marcha. Ambos eventos se celebrarán en noviembre y Guillermo Lasso dejará de ser presidente del Ecuador antes de que termine este 2023.

El Consejo Nacional Electoral (CNE) ya ha empezado con la entrega de las credenciales a los legisladores electos. Según el cronograma, el 13 de noviembre se terminará el reparto de dichas credenciales a los asambleístas de Pichincha y a los elegidos en la circunscripción nacional y del exterior. El 15 de noviembre el CNE entregará sus credenciales a Daniel Noboa y a su vicepresidenta Verónica Abad. Luego de esta entrega, tanto la Asamblea como el binomio podrán asumir.

La Constitución del Ecuador dispone que el cambio de mando presidencial suceda el 24 de mayo de cada año. Sin embargo, al tratarse de elecciones extraordinarias, la fecha estará sujeta a lo establecido por el CNE, según se indica en el artículo 130. Por tal motivo, la administración del Legislativo junto con la asambleísta más votada ya han entablado reuniones para resolver los temas logísticos, económicos y laborales que permitan que la nueva Legislatura inicie con sus funciones.

Los nuevos legisladores celebrarán su primera reunión el 20 de noviembre (REUTERS/Karen Toro/ Archivo)
Los nuevos legisladores celebrarán su primera reunión el 20 de noviembre (REUTERS/Karen Toro/ Archivo)

De acuerdo con la Ley de la Función Legislativa, la primera sesión de la Asamblea Nacional electa será presidida por los legisladores con mayor votación. En este caso, la instalación del congreso estará a cargo de Pierina Correa, asambleísta nacional electa del movimiento Revolución Ciudadana, quien presidirá la sesión. A ella le acompañarán los legisladores Patricio Carrillo, del movimiento Construye; y Valentina Centeno, del movimiento de Daniel Noboa.

En esa primera reunión, los nuevos asambleístas deberán elegir a un presidente, dos vicepresidentes, cuatro vocales para el Consejo de Administración Legislativa y 13 presidentes de las comisiones permanentes de la Asamblea Nacional. Las autoridades que sean electas en la Legislatura estarán a cargo de la convocatoria para la ceremonia de posesión de Noboa.

La legisladora electa Correa dijo a Infobae que la sesión inaugural de la Asamblea Nacional está planificada para el 20 de noviembre. En un comunicado, difundido la noche de este lunes, el equipo del presidente electo anunció que la fecha tentativa para el cambio de mando será el 1 de diciembre.

Pierina Correa  (EFE/Jorge Fuentelsaz/Archivo)
Pierina Correa (EFE/Jorge Fuentelsaz/Archivo)

Aunque un ex candidato a legislador en el exterior presentó un recurso pidiendo que se repitan las elecciones, el CNE negó su pedido. El ex candidato ha asegurado que apelará ante el Tribunal Contencioso Electoral (TCE). Infobae conoció que seguramente el pedido será desestimado y no llegará, ni si quiera, a conocimiento del pleno. No obstante, en caso de ser conocido por el TCE la resolución se conocería en cerca de siete días. Correa también coincide en que el Tribunal ratificará la decisión del pleno del CNE.

Las gestiones para que el congreso se instale

Para que el nuevo congreso pueda iniciar sus funciones, el Ministerio de Finanzas deberá desembolsar los valores necesarios para realizar contrataciones y para que se cancelen las liquidaciones de algunos funcionarios de la Asamblea que fueron cesados: “Hay alrededor de 40 personas que todavía no han recibido sus liquidaciones administrativas. ¿Qué pasa si ellos se vuelven a vincular a la Asamblea y no dejan pagado sus liquidaciones? Las pierden. Esto debería de haberse cumplido hace rato... Entre el personal lo que se tiene que contratar temporalmente por un mes son como 60 personas”, explicó la asambleísta electa.

Asimismo, junto con la administración de la Legislatura se ha programado una reunión este martes con todos los nuevos legisladores para indicarles la documentación necesaria para la vinculación laboral a la Asamblea. Según Correa, es necesario convocar a esta reunión de inducción para evitar equivocaciones porque alrededor del 60% de asambleístas nuevos suelen incurrir en errores en la documentación y eso retrasa los procesos administrativos.

Comunicado multipartidario
Comunicado multipartidario

El jueves pasado, nueve de las principales organizaciones políticas representadas en el próximo legislativo ecuatoriano, que está listo para asumir sus funciones después de las elecciones del 20 de agosto, instaron al presidente Guillermo Lasso a asegurar una transición sin obstáculos tanto para el próximo Ejecutivo como para la Legislatura. Las organizaciones que suscriben este llamado son las siguientes: Actuemos-Avanza-SUMA del ex presidenciable Otto Sonnenholzner; Construye, que impulsó al extinto presidenciable Fernando Villavicencio; el Partido Social Cristiano; el Partido Sociedad Patriótica, liderado por el expresidente y actual legislador Lucio Gutiérrez; Revolución Ciudadana, de la ex candidata a la Presidencia, Luisa González, y Reto, vinculado al presidenciable Xavier Hervas.

En respuesta a ese comunicado, el Ministerio de Economía y Finanzas reiteró “la garantía de asignación de recursos a la Asamblea Nacional para que pueda cumplir con la instalación y posesión del nuevo Gobierno”.

Correa indicó a Infobae que tanto el ministro de Gobierno, Henry Cucalón, como el ministro de Finanzas, Pablo Arosemena, se han comprometido en entregar los valores necesarios para cubrir con los pagos de liquidaciones y nuevas contrataciones para que la Asamblea Nacional pueda instalarse.