281 barcos chinos acechan a las Galápagos y Ecuador busca cómo protegerse de la pesca ilegal y conservar especies

Como ocurre en otros países, la flota asiática se estaciona en el límite de las aguas nacionales y apaga sus radares para evitar ser detectada

Guardar

Nuevo

Buques de la Armada del Ecuador rodean un barco pesquero después de detectar una flota con banderas mayormente chinas en el Océano Pacífico cerca de la zona económica exclusiva de las Islas Galápagos, el 7 de agosto del 2020. (Fotografía de Archivo: REUTERS/Santiago Arcos).
Buques de la Armada del Ecuador rodean un barco pesquero después de detectar una flota con banderas mayormente chinas en el Océano Pacífico cerca de la zona económica exclusiva de las Islas Galápagos, el 7 de agosto del 2020. (Fotografía de Archivo: REUTERS/Santiago Arcos).

Cada año cientos de embarcaciones se posan cerca de la Zona Económica Exclusiva Insular (ZEEI) del Ecuador, al sur de las islas Galápagos, conocidas por su fauna exótica y única en el mundo. Los barcos son parte de flotas pesqueras de varios países, en su mayoría de Asia, que pescan lo que hay a su paso. Si bien las embarcaciones se mantienen en aguas internacionales y no transgreden los límites náuticos del país, lo que impide intervenciones directas, las especies –algunas protegidas– que inician sus procesos de migración y que salen de la Reserva Marina de Galápagos caen en las redes de los pesqueros.

La flota que acecha a las Galápagos este 2021 está conformada por 294 embarcaciones. De estas, la gran mayoría (281) son chinas, seis son de Panamá, una de Liberia, una de Cook Island, una de Singapur, una de las Islas Marshall, una de Canadá y dos no han sido identificadas. La flota está compuesta por 254 embarcaciones pesqueras y por nueve barcos cargueros, con calificación desconocida hay 19 barcos, con categoría de “raro” hay ocho embarcaciones y cuatro han sido clasificadas como otras.

Para evaluar de forma periódica la presencia de estas embarcaciones y para buscar alternativas que protejan, no solo la soberanía del Ecuador, sino a las especies marinas y controlen la pesca, en Ecuador se conformó el Comité Interinstitucional del Mar. En el órgano participan las autoridades que dirigen los ministerios de Defensa Nacional, de Producción, Comercio Exterior, Inversiones y Pesca, de Ambiente, Agua y Transición Ecológica, también el Canciller y el Secretario General de Comunicación de la Presidencia participan.

La presencia de pesqueros depredadores no solo sucede en las Islas Galápagos. Centenas de embarcaciones –en su mayoría chinas– también acechan la ZEE de Argentina cada año. Según datos de la organización de conservación marina Oceana, recogidos entre el 1 de enero de 2018 y el 25 de abril de 2021, más de la mitad de las embarcaciones cerca de las costas argentinas navegó y pescó con su transmisor de GPS apagado por más de 600.000 horas.

Es común que las embarcaciones apaguen sus radares para poder movilizarse y pescar fuera de alta mar. Frente a ello, el Gobierno ecuatoriano ha informado que un convenio realizado con Canadá que le brinda la tecnología para rastrear a las embarcaciones extranjeras incluso cuando han desactivado sus radares. Lo que permitiría mayor control, sobre todo por parte de la Armada Nacional, que son los encargados de intervenir si alguna embarcación viola la frontera marítima del Ecuador.

Abogados expertos en derecho internacional del mar han explicado que aunque los países no pueden ampliar sus 200 millas náuticas –establecidas por la Convemar para los países firmantes–, sí existen opciones para proteger a las especies de los depredadores pesqueros. Lo que quiere decir que, incluso en alta mar, existen principios que deben respetarse y que tienen relación con la conservación de especies y sostenibilidad en el uso de los recursos pesqueros, sin embargo, los encargados de aquello son los Estados pabellón, es decir, donde el buque está registrado.

Mapa Galápagos y millas náuticas de Ecuador. (Video cortesía del Ministerio del Ambiente del Ecuador).

Cuando el colectivo Más Galápagos alertó la presencia del primer pesquero cerca de la ZEEI, los miembros del Comité Interinstitucional del Mar dieron una rueda de prensa. Allí, el Canciller del Ecuador, Mauricio Montalvo, indicó que desde la institución que lidera se busca desplegar acciones que eviten que cualquier embarcación vulnere su soberanía y prevenir actividades ilícitas en alta mar. Además, recalcó que el Ecuador tiene acciones conjuntas con el sector pesquero internacional: “Debemos guiarnos por las regulaciones de los instrumentos internacionales aplicables, primero la Convemar, donde hay un tribunal internacional que eventualmente podría servir. También tenemos el acuerdo de Nueva York”, dijo el ministro.

Durante la primera semana de julio, las autoridades del Ecuador y China mantuvieron una nueva reunión virtual en la que dialogaron sobre las actividades de pesca de las embarcaciones de ese país en alta mar.

Como resultado de la reunión, la Cancillería ecuatoriana informó de forma oficial que la delegación china “reiteró su voluntad de respetar los acuerdos internacionales, la soberanía del Ecuador y mantener un estricto control sobre sus naves para asegurarse de que no ingresen en la zona económica exclusiva ecuatoriana ni incurran en actividades de pesca ilegal no declarada y no reglamentada”. Sin embargo, los datos demuestran que la flota pesquera que está cerca de las Galápagos está principalmente formada por barcos chinos.

Ante esta situación, el gobierno del Ecuador propondrá acciones en contra de la pesca ilegal, no declarada y no reglamentada en foros multilaterales, como recoge diario El Universo. El primer foro es la trigésimo séptima Conferencia Regional de Pesca de la FAO (COFI), que se realizará en el 2022 en Ecuador. El principal tema que tratará la conferencia será el combate contra la pesca ilegal.

Ecuador también participará en un espacio multilateral correspondiente al Convenio de Naciones Unidas sobre Biodiversidad más allá de los Espacios Marítimos Jurisdiccionales (BBNJ). El cuarto periodo de sesiones de este espacio se realizará en el primer semestre del 2022. Allí el Ecuador buscará el apoyo del G77 –un grupo de países en vías de desarrollo y subdesarrollados que buscan ayudarse, sustentarse y apoyarse mutuamente en las deliberaciones de la ONU.

SEGUIR LEYENDO:

Guardar

Nuevo