Vacunagate en Perú: el Congreso someterá a todos sus miembros a una prueba para determinar si fueron vacunados

Las autoridades buscan esclarecer quiénes fueron los que recibieron las dosis de Sinopharm en secreto, además de los 487 nombres divulgados inicialmente, sin embargo un test específicamente para verificar inmunizados no existe. La embajada China en Lima no ha informado a quién repartió los 1.200 viales que recibió

Congreso de Perú (Europa Press)
Congreso de Perú (Europa Press)

El pleno del Congreso peruano aprobó este sábado, con 111 votos a favor y ninguno en contra, que los 130 legisladores se sometan a una prueba de anticuerpos para descartar que alguno de ellos se haya inoculado con el lote de dosis proporcionadas por el laboratorio Sinopharm para efectos de ensayos clínicos después de que saliera a la luz que cientos de altos cargos y allegados se vacunaron de forma subrepticia en el país.

“En aras de la transparencia y objetividad pública”, señalaba la propuesta de la Moción 13857, presentada por la bancada Acción Popular. Tras horas de debate, se determinó que se trate de una “exhortación” y que un grupo especializado de congresistas se encargará de determinar cuál será la prueba que se usará.

No obstante, expertos advierten que no existe una evaluación médica confiable que determine si una persona ha sido vacunada. De hecho, el ex presidente Martín Vizcarra se sometió a un “test rápido” para intentar demostrar que no tenía anticuerpos, aunque finalmente terminó aceptando que sí había recibido la fórmula china.

El epidemiólogo Mateo Prochazka explicó que las pruebas de anticuerpos no distinguen entre una infección natural y aquella conferida por una vacuna, por lo que dar positivo no es una garantía de que la persona ha sido vacunada. “Utilizar pruebas de anticuerpos para tratar de identificar personas que hayan recibido las vacunas de Sinopharm es un sinsentido, especialmente en Perú en donde el virus ha alcanzado niveles altos de transmisión: hasta 30% de peruanos podría dar positivo”, indicó en Twitter.

El neurobiólogo Edward Málaga-Trillo, investigador de la Universidad Peruana Cayetano Heredia, indicó al diario La República que la medida aprobada por el Congreso es “inviable” porque es muy difícil identificar los anticuerpos de las vacunas en el cuerpo humano. “Ese es un sinsentido populista. No funciona”, declaró.

Por su parte, Julio Cachay, médico infectólogo de la clínica Ricardo Palma, dijo a El Comercio que para confirmar la vacunación y la respuesta protectora hace falta un análisis de laboratorio, que incluya la inmunidad celular, y que ese tipo de pruebas se suelen hacer en laboratorios de referencia internacionales.

Investigación por el escándalo

El Pleno del Congreso había aprobado la creación de una comisión multipartidaria que investigará el presunto favorecimiento en la aplicación de vacunas contra la COVID-19, respecto al expresidente Vizcarra, su familia, exministros y altos funcionarios públicos desde agosto 2020 hasta la actualidad.

El ‘Vacunagate’ estalló la semana pasada con la revelación de que el expresidente Vizcarra había recibido en secreto la vacuna de Sinopharm, lo que provocó las dimisiones en cadena de las ministras Pilar Mazzetti y Elizabeth Astete, así como la de varios viceministros que admitieron haber sido vacunados de forma “extraoficial”.

(AFP)
(AFP)

La aparición de una lista de 487 personas que habrían recibido dosis activas al margen de los ensayos clínicos que se realizan en las universidades Cayetano Heredia y San Marcos, ha salpicado a médicos, investigadores y funcionarios. Las autoridades todavía investigan si hay nombres por fuera de ese listado. Además, la embajada de China en Perú recibió otro lote de 1.200 dosis y no ha divulgado cómo fue ese reparto irregular.

Hay que recordar que la Fiscalía de Perú había llevado a cabo este viernes un registro en las sedes del Ministerio de Sanidad, el Instituto Nacional de Salud, la Dirección General de Medicamentos, Insumos y Drogas y las universidades de San Marcos y Cayetano Heredia en el marco de una operación que se enmarca en la investigación sobre el conocido como ‘Vacunagate’ el escándalo político que golpea al país.

El jueves la Contraloría General de la República señaló que había identificado a un total de 122 funcionarios en la lista de personas que recibieron la vacuna experimental. En conferencia una rueda de prensa, el contralor Nelson Shack indicó que, de todos los funcionarios identificados, 19 habrían hecho que sus familiares recibieran la vacuna antes de tiempo.

(Con información de Europa Press)

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

Últimas Noticias

MAS NOTICIAS