El alcalde de Manaos teme un “genocidio” de los indios brasileños en el Amazonas por el coronavirus

Arthur Virgílio Neto criticó la “falta de liderazgo” del presidente Jair Bolsonaro frente a la pandemia y denunció “un crimen contra humanidad en mi región”

Una indígena llora en el funeral del cacique Messías Kokama, víctima del COVID-19, en el Parque de las Tribos el pasado 14 de mayo, en la ciudad de Manaos, Amazonas (Brasil). EFE/ Raphael Alves
Una indígena llora en el funeral del cacique Messías Kokama, víctima del COVID-19, en el Parque de las Tribos el pasado 14 de mayo, en la ciudad de Manaos, Amazonas (Brasil). EFE/ Raphael Alves

El alcalde de Manaos, la capital del estado brasileño de Amazonas, Arthur Virgílio Neto, criticó este miércoles la “falta de liderazgo” del presidente Jair Bolsonaro frente a la pandemia del coronavirus y afirmó temer “un genocidio” de indios en toda la Amazonía, como consecuencia de un “crimen contra la humanidad”.

Temo un genocidio en nuestra Amazonía porque tenemos un presidente que no se importa por los pueblos indígenas”, advirtió el burgomaestre, quien dijo estar denunciando “un crimen contra humanidad en mi región”.

El estado de Amazonas, que alberga el mayor número de indígenas de Brasil (168.700, según el último censo de 2010), es uno de los más golpeados por la pandemia, pues hasta el martes registraba más de 22.130 casos y cerca de 1.500 muertes por COVID-19.

El alcalde de Manaos se mostró preocupado por la situación de las comunidades indígenas en el interior del estado y lamentó que la pandemia esté dirigiéndose a “esas personas ingenuas, que acaban tornándose presas fáciles para que el nuevo coronavirus ejecute su trabajo destructor”.

De acuerdo con el gobierno municipal de Manaos, en el estado de Amazonas se han registrado 150 casos de COVID-19 en aldeas indígenas, que “no tienen estructura para combatir la enfermedad”.

Mujeres indígenas con mascarillas se ven en la Asociación Indígena Sateré-Mawé, en Manaos, Brasil. 24 de abril de 2020. REUTERS/Bruno Kelly
Mujeres indígenas con mascarillas se ven en la Asociación Indígena Sateré-Mawé, en Manaos, Brasil. 24 de abril de 2020. REUTERS/Bruno Kelly

Cada indio que muere lleva con él una parte de la historia, que no es escrita sino pasada de forma oral de generación en generación. Si todos los indios muriesen, estaríamos perdiendo más de diez mil años de civilización indígena en nuestra región y sería algo imperdonable”, alertó.

En una crítica abierta a la gestión del Gobierno de Bolsonaro, Virgílio Neto lamentó la falta de liderazgo por parte del jefe de Estado, a quien acusó de “no valorizar” la cultura de los pueblos indígenas.

Está más preocupado con otras cosas, pero no sabe cuanto debemos a las enseñanzas dejadas por los indios a lo largo de los siglos”, dijo.

El mandatario es uno de los gobernantes más escépticos sobre la gravedad de la pandemia, calificó al COVID-19 como una “gripecita” e insiste en criticar las medidas de distanciamiento social adoptadas por gobiernos regionales para frenar la pandemia y en pedir la normalización de las actividades.

Arthur Virgílio Neto añadió que, “ya que la preocupación del Gobierno parece ser solo con la economía, los indios también pueden ayudarla a desarrollarse porque son gran conocedores de la naturaleza y de todos los beneficios que una explotación sustentable de la biodiversidad puede traer”.

En su discurso, el alcalde recordó la historia del indio guerrero Ajuricaba, un “héroe amazónico que resistió como un gran líder militar a la colonización portuguesa” y que “prefirió tirarse en las aguas de la bahía de Buiuçu y morir antes de ser humillado por sus enemigos”. “Él es el símbolo de todos nosotros”, concluyó el alcalde.

(Con información de EFE)

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

Todo lo que hay que saber sobre el coronavirus

Perú superó los 100.000 casos y 3.000 muertos por coronavirus: temen colapso sanitario en Lima

MAS NOTICIAS