Beatriz Argimón, vicepresidenta de Uruguay: “Lacalle Pou nunca tomaría una medida contra el coronavirus que no tuviera en cuenta la libertad del individuo”

En una entrevista mano a mano con Infobae, la primera mujer en asumir la vicepresidencia del país, aseguró que fue un riesgo no hacer la cuarentena obligatoria. “Por suerte la gente nos acompañó”, afirmó. Además, brindó su opinión sobre el futuro del Mercosur

Desde Montevideo
Beatriz Argimón es la primera mujer electa como vicepresidenta de Uruguay
Beatriz Argimón es la primera mujer electa como vicepresidenta de Uruguay

Beatriz Argimón aceptó el reto de formar parte del gobierno de coalición liderado por Luis Lacalle Pou el 1 de marzo pasado y dos semanas después, el mundo estalló en la mayor crisis sanitaria a causa del coronavirus. La vicepresidenta ya había admitido en varias ocasiones que este rol es un gran “desafío” por su intención de abrir espacio a las mujeres más jóvenes y su ambición de ir aggiornándo a la política con la actualidad del siglo XXI. Pero lo que nunca imaginó, es lo que realmente pasaría en el mundo: una pandemia que dejaría en jaque a potencias como los Estados Unidos y Europa. Hoy, a dos meses de los primeros contagios y 19 muertes en el país, nos recibe en su oficina en el Parlamento Legislativo y mientras conversamos, aprovecha ese tiempo para firmar papeles porque en su agenda, no existen las pausas.

Lo que sigue, es una conversación con una mujer que no se declara feminista pero si defensora de los derechos de las mujeres y que fue tirando abajo las barreras que mantenían al sector femenino alejado de la política uruguaya.

Con el presidente Luis Lacalle Pou
Con el presidente Luis Lacalle Pou

-¿Cómo ve a Uruguay parado frente a la pandemia que vive el mundo? ¿Cómo ven desde el gobierno la “nueva normalidad”?

-Para nosotros la libertad del individuo es muy importante, el presidente nunca quiso tomar una medida que no tuviera en cuenta ese aspecto fundamental que es nuestra filosofía de vida. Nos sentimos muy cómodos con un mensaje que nos comprometía porque sabíamos que la libertad tiene como límite el cuidado del resto de la sociedad. Fue un riesgo, todas las decisiones en estos tiempos son así pero la sociedad entendió el “quédate en casa” salvo que sea algo urgente. La gente lo asumió a nivel nacional y cuando fuimos recibiendo los primeros datos, y hasta el día de hoy que uno mira con mucha expectativa, es evidentemente que la gente dio su apoyo con un altísimo nivel de adhesión a las medidas.

-Estamos de cara a uno de los Parlamentos más fragmentados de la historia de Uruguay y a usted le toca ser el vínculo entre el Poder Ejecutivo y el Legislativo. ¿Cómo es el debate hoy en día, sobre todo teniendo en cuenta que a los pocos días de asumir llegó la crisis sanitaria?

-Este es un Parlamento que tiene como base el diálogo y la negociación más que nunca. Y en ese sentido yo estoy trabajando fuertemente para que esto pase. La necesidad de instalar el debate es mi prioridad hoy en día. Para todos es un gran desafío porque es un proceso de adaptación a nuevos roles. Si hay algo que tenemos claro con el Presidente es que todos tenemos que dar lo mejor de nosotros mismos, obviamente la oposición tiene una mirada distinta y entonces se produce el debate porque sabemos que tenemos que estar a la altura de las circunstancias.

-¿Temen que el brote del virus tenga un pico en junio?

-Las advertencias son que las enfermedades respiratorias tienen su pico en junio y evidentemente esto va a pasar agregado al coronavirus y las medidas que se toman tienen y van a tener en cuenta las advertencias. El presidente tomo la decisión de tener un grupo de especialistas que son los que respaldan las decisiones políticas. Yo creo que la gente sigue teniendo cuidado pero sabe que de a poco puede empezar a integrarse a la vida “normal”.

infobae-image

-¿Cómo sufrieron las mujeres maltratadas y los niños durante la cuarentena? ¿Cómo ayudaron a este sector vulnerable?

-En nuestras charlas con Luis (por el presidente Lacalle Pou) siempre consideramos las respuestas sociales que debíamos fortalecer y también el estado anímico de la sociedad por lo que implica el encierro, por eso armamos las líneas de llamadas. Bajaron en un 80 por ciento las denuncias de violencia de género pero aumentaron en la misma proporción las llamadas de contención para que la gente pueda hablar con especialistas. En particular, seguimos muy de cerca aquellos hogares con abuso con niños. Aprendimos de otros países y por eso tomamos decisiones importantes desde el primer momento.

-¿Uruguay se está preparando para la próxima temporada de verano? ¿Cómo imaginan el turismo a partir de 2021?

-Estamos preparando la salida y el turismo es una de las actividades que obviamente queremos fomentar. Ya hay grupos que se están ocupando de preparar la salida pero de las planificaciones siempre están sujetas al día, no nos podemos adelantar tanto.

-¿Qué tan sólido ve al Mercosur? Se lo preguntó por la decisión argentina de frenar las negociaciones del bloque con otros países

-Los países que conforman el Mercosur tienen claro de su importancia. Pero si, frente a todos estos cambios que han habido desde que se inició, hay que reconsiderar algunos aspectos de cara al nuevo contexto internacional. Esto no significa dejar el Mercosur, al contrario, queremos reposicionarlo. El auténtico desafío es pensar el Mercosur del siglo veintiuno con esta nueva realidad tan cambiante que llama a los países a repensarse.

-¿Cómo es su relación con Luis Lacalle Pou?

Nos encontramos una vez por semana de forma presencial y tenemos un contacto cotidiano porque así nos lo dijimos en la campaña electoral. En general me levanto temprano, me informo a través de los medios y mate mediante vengo al Parlamento. Toda la planificación que teníamos cuando llegamos sobre como cambiar la imagen institucional del Parlamento, abrirnos a las redes sociales y acciones cronometradas a los pocos días cambió. Tengo la imagen de tener sólo 4 personas en este edificio gigante y me repetía a mí misma sobre como el Parlamento en estos momentos difíciles tenía que funcionar y salir a dar respuestas legislativas que el gobierno precisaba como la creación del fondo COVID-19 y al mismo tiempo cuidar la salud de los funcionarios. Todo lo que era una estrategia armada de trabajo tal cual la imaginamos, se vio suplantada por la pandemia.

El 1 de marzo de 2019, el día que asumió como vicepresidenta de Uruguay.
El 1 de marzo de 2019, el día que asumió como vicepresidenta de Uruguay.

-Desde los 17 años comenzó a militar, fue diputada y estuvo a la cabeza del Partido Nacional. Está haciendo historia porque es la primera mujer electa vicepresidenta del país. ¿Cómo se siente siendo la primera mujer vicepresidenta del país?

A mi me ha tocado ir asumiendo algunos desafíos que tienen que ver con cargos por primera vez, fui la primera en presidir un partido de 183 años y ahora la primera mujer electa como vicepresidenta. Siento que ser la primera tiene una carga adicional porque sos más observada y en el camino hasta acá sentí el hecho de ser mujer, por eso me gusta la idea de abrir espacios para las mujeres. Siento que va conmigo, es responsabilidad.

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

Coronavirus: Lacalle Pou confirmó el reinicio de las clases primarias en Uruguay


MAS NOTICIAS