La violencia creció en Río de Janeiro en el primer semestre del año (Credit Ricardo Moraes/Reuters)
La violencia creció en Río de Janeiro en el primer semestre del año (Credit Ricardo Moraes/Reuters)

La policía del Estado de Río de Janeiro mató una persona cada cinco horas, un total de 881 en el el primer semestre del año.

De acuerdo con información de ANSA, el alza en las cifras coincide con el lanzamiento de la llamada "guerra" contra el crimen organizado, a través de operaciones ordenadas por el gobernador Wilson Witzel.

Los sospechosos caídos a manos de las fuerzas del orden fueron un 14,5 por ciento más que en el mismo período del año pasado.

Paralelamente el número total de muertes violentas, a manos de delincuentes, fue de 2083 personas marcando una baja del 22,6 por ciento ante 2018, informó el gobernador Witzel.

Subieron las muertes a manos de la policía y cayeron las violentas a manos de delincuentes (Reuters)
Subieron las muertes a manos de la policía y cayeron las violentas a manos de delincuentes (Reuters)

Las estadísticas pertenecen al Instituto de Seguridad Pública, organismo oficial.

"Vean la capacidad operativa de las comisarías del área de homicidios gracias al aumento de peritos" determinada por el gobierno, señaló Witzel.

Gracias al "trabajo arduo" de las fuerzas de seguridad se está superando un pasado en el que Río estaba "en las manos del crimen organizado", aseveró el jefe del ejecutivo fluminense.

El ex juez Witzel pertenece al Partido Social Liberal (PSL) cuyo líder es el presidente Jair Bolsonaro.

Wilson Witzel, gobernador de Río de Janeiro
Wilson Witzel, gobernador de Río de Janeiro

Su política contra el delito es la marca de una gestión iniciada el primero de enero cuando se autorizó que tiradores de elite sobrevuelen y eventualmente disparen contra sospechosos en las favelas.

Los datos de Río de Janeiro sobre baja en número homicidios están en línea con los números nacionales que mostraron una baja del 22 por ciento en los asesinatos ocurridos en el primer trimestre.

La Secretaría de la Policía de Río divulgó una nota en la que consignó que "los operativos están pautados por la planificación previa y ejecutadas dentro de la ley".

Sin embargo, analistas consideraron los datos con mayor reserva. Entre ellos, el politólogo Joao Trajano Sento Se observó de forma crítica la situación.

"Este porcentaje (muertes a mano policía) impone que el gobernador reflexione ante el riesgo de que el Estado deje de ser un promotor de la seguridad y se convierta en un vector de violencia", sostuvo.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: