Un campesino cubano arrea un rebaño de reses en San Antonio de los Baños (Archivo, julio 2008. Agencia AFP).
Un campesino cubano arrea un rebaño de reses en San Antonio de los Baños (Archivo, julio 2008. Agencia AFP).

El reciente anuncio de que el gobierno cubano está negociando con Paraguay la compra de carne de res no dice nada para los cubanos: o se muestran escépticos, o se preguntan con suspicacia a dónde va a parar la "carne prohibida".

Una delegación de funcionarios de la isla ha llegado al país sudamericano y se quedarán por lo menos 15 días. Las exportaciones de Paraguay a Cuba, en general y no solo de carne, superaron los 2 millones de dólares en 2018, informó este lunes la cancillería de esa nación, según un reporte de EFE.

Desde el municipio Palma Soriano, en Santiago de Cuba, el opositor Geordanis Muñoz considera que la negociación no beneficia en nada al pueblo cubano.

"La mayoría de esos productos, no es un secreto para nadie, va para los hoteles de turismo; otra parte va para esa gran masa de unidades y almacenes militares. Eso es para ellos y para su camarilla", señaló.

Muñoz citó el alto precio de la carne de res en los mercados en divisa. "Eso el pueblo no lo ve. El cubano de a pie no ve nada de esos convenios que ellos dicen".

El informe de la cancillería paraguaya indicó que el envío de carne a Cuba tuvo un incremento del 60%, aunque no precisó las cifras que originan ese porcentaje.

Geordanis Muñoz dijo que en Palma Soriano hay un matadero, "pero está cerrado, no tienen contenido de trabajo, no hay reses, no les están trayendo materia prima para que hagan picadillo".

Muñoz, miembro de la Unión Patriótica de Cuba (UNPACU), que cumplió 18 meses de prisión por su activismo político política, cree que "en un destacamento donde hayan 80 reclusos, hay 40 ó 30 que están por carne de res: o porque se la compraron a alguien, o porque la matan para venderla".

Uno de los ejemplos, expone Muñoz, es el de un hombre del poblado "Almeida" en la Sierra Maestra, al que conoció en la cárcel de Mar Verde y estaba preso por la pérdida de dos búfalos a su cargo. "Eso le pertenece a Guillermo García (el comandante de la revolución, Guillermo García Frías), y porque le robaron dos búfalos ese señor estaba cumpliendo una condena de 8 años", explicó.

La noticia de la inversión cubana en cárnicos y otros productos de Paraguay no va a surtir efecto en la economía de la isla, así lo analiza el periodista independiente Guillermo del Sol, desde Santa Clara, al centro de la isla.

"Para un país que lleva ya 60 años sin comer carne roja, una inversión de 2 millones de pesos es irrisorio", asegura del Sol.

El comunicador, que recientemente sufrió un accidente y estuvo hospitalizado, tuvo que apelar a los altos precios de la carne de res en el mercado en divisas.

"Tuve una gran perforación en el tórax y según los cirujanos tenía que comer carne roja, si no eso no sellaba más nunca, y no me quedó otra alternativa que ir a una 'shopping' y gastarme $8.55 CUC (unos $200 pesos en moneda nacional al cambio actual) para un kilogramo de carne roja, cinco bistecs", lamenta Del Sol.

El periodista independiente dijo que sabe del funcionamiento de un combinado cárnico en la capital provincial, pero no a dónde van los productos.

¿Y los pollos dónde están?

En noviembre de 2018 una delegación ministerial española viajó a la isla para potenciar sus relaciones comerciales. Entre los anuncios y protocolos de intención, la comisión reveló a la prensa que Cuba negociaba entonces "un pacto con una firma española para producir el 30% del pollo que consume".

El convenio incluiría el suministro de piensos, con una participación de la Compañía Española de Financiación del Desarrollo (COFIDES). Según el memorando dado a conocer, en Cuba hay unas 250 compañias españolas en funcionamiento.

La noticia inmediatamente dio pie a comentarios suspicaces en las redes sociales.

Carmen A. R. comentó: "El detalle de llevar esos pollos, a donde llegará, a la Cuba vieja y pobre o a la Cuba de turistas y lujos?"

En tanto @gilbert8410 se preguntó: "¿Los paga Cuba o Venezuela?".

A casi seis meses de aquel anuncio, los resultados son visibles, una escasez de productos alimenticios que muchos han comparado con los peores años del Periodo Especial de los años 90 del siglo pasado.

En manos del Ministerio… del Interior

Finalmente, conversamos con Juan Alberto de la Nuez Ramírez, residente en Aguada de Pasajeros en Cienfuegos, en donde hay una granja de búfalos de ceba y terrenos para el ganado vacuno.

"Hay un plan del Ministerio del Interior (MININT) donde crían búbalos de ceba, además de reses. Existe un matadero, funciona todos los días. La carne de res sale todos los días, y no se ve en ningún establecimiento del estado", afirmó.

De La Nuez Ramírez pone el ejemplo de las gestiones de los ciudadanos de la localidad por legalizar la pesca, comercialización y venta de claria, pero el gobierno municipal se ha negado de plano, dijo.

"Han planteado que ese programa (pesca de la claria) sí va a empezar, pero va a ser con la empresa del MININT aquí en la Ciénaga de Zapata", concluyó.

(Con información de Martí Noticias, Agencia EFE y el diario ABC de España)