“Guacho”, el disidente de las FARC señalado como el secuestrador del equipo periodístico ecuatoriano
“Guacho”, el disidente de las FARC señalado como el secuestrador del equipo periodístico ecuatoriano

(Nota actualizada el 17 de abril)

Se cree que es oriundo de Limones, un pequeño poblado ecuatoriano de la provincia costera de Esmeraldas. Walter Patricio Arízala Vernaza, alias "Guacho", es el ex guerrillero que secuestró y asesinó a un periodista, un fotógrafo y un chofer del diario El Comercio, de Quito.

Lidera las disidencias de la columna móvil Daniel Aldana de las FARC y secuestró a otros dos ecuatorianos y le envió un video al gobierno de Lenín Moreno.

Dentro de las FARC, "Guacho" formó parte del Frente 29, que apoyaba al bloque Sur de la guerrilla, una de las unidades que más dinero recaudó a través del narcotráfico. Tras 10 años dentro de ese bando y un conocimiento profundo del negocio de los cultivos ilegales, "Guacho" se desvinculó de las FARC en 2016 para formar su propia banda, el denominado Grupo Armado Residual Oliver Sinisterra, que se dedica a cuidar campos de coca en Tumaco, ubicado en el suroccidente del Departamento de Nariño, en la frontera con Ecuador.

Allí opera en el área de los ríos Mira y Mataje y, según dijo el año pasado el Fiscal colombiano Néstor Humberto Martínez, "Guacho" podría generar rentas semanales de 25 millones de dólares. Nariño es, según un informe de las Naciones Unidas, el departamento colombiano con más cultivos de coca.

Los disidentes de las FARC rechazaron la paz y siguen activos, junto con miembros del ELN y narcotraficantes del Clan del Golfo
Los disidentes de las FARC rechazaron la paz y siguen activos, junto con miembros del ELN y narcotraficantes del Clan del Golfo

Tumaco se ubica frente a Esmeraldas, a dos horas de Limones y una de San Lorenzo. En este municipio operan disidentes de las FARC y el Clan del Golfo, y se presume que territorios ecuatorianos son usados para el tráfico de cocaína.

"Guacho" habría ingresado a las FARC en 2007, reclutado por "Alias Alexis" o "Tachuela". Dentro de esta organización guerrillera fue organizador de masas, jefe financiero y explosivista; también participó en varias acciones contra la fuerza pública.

El ejército colombiano ha dicho que "Guacho" tiene amplia experiencia en cometer acciones terroristas, y que el año pasado era el encargado de obligar a los campesinos, bajo amenazas, a movilizarse para impedir la erradicación de cultivos ilícitos.

El mismo "Guacho" dijo el 10 de octubre de 2017 a la cadena colombiana RCN que en las FARC tuvo el rango de comandante de guerrilla, y que su frente tiene 250 unidades armadas, además de la milicia que tiene por fuera. Se consideran guerrilleros activos, no disidentes.

El año pasado, el Gobierno colombiano lo acusó de haber perpetrado la masacre que costó la vida a unos seis civiles en Tumaco, lanzando cilindros bomba y ráfagas de ametralladora, por lo que se convirtió en el criminal más buscado del departamento de Nariño.

Recientemente, en una entrevista con RCN, el comandante de las Fuerzas Militares de Colombia, general Alberto Mejía, dijo que a medida que "Guacho" iba tomando experiencia dentro de las FARC empezó a conocer el negocio del narcotráfico, manejar los eslabones, laboratorios, movilizar los insumos y utilizar los corredores de movilidad, "por eso le parece poco atractivo meterse en el proceso de paz, y en su mentalidad de narco le parece más atractivo continuar delinquiendo con el grupo Oliver Sinisterra".

En su mentalidad de narco le parece más atractivo continuar delinquiendo con el grupo Oliver Sinisterra

El 17 de octubre un operativo colombiano destruyó en Tumaco un laboratorio en el que se procesaban más de dos toneladas de clorhidrato de cocaína por semana, que presumiblemente le pertenecía a "Guacho" y se dijo que él huyó a la población de San Lorenzo, en Esmeraldas, Ecuador.

En noviembre se declaró en Colombia la "caza" de "Guacho" y empezaron intensos operativos contra su organización. En uno de ellos participó Ecuador, interceptando a dos de sus miembros en una embarcación cerca de la Isla Palma Real, en la población de San Lorenzo.

Familiares de los tres periodistas secuestrados por Guacho se manifiestan en Quito (AFP)
Familiares de los tres periodistas secuestrados por Guacho se manifiestan en Quito (AFP)

Sin embargo, no fue hasta 2018 que los ecuatorianos comenzaron a oír de "Guacho": el 27 de enero hubo un atentado terrorista en Ecuador contra al comando policial de San Lorenzo, en donde explotó un coche bomba, dejó 28 heridos. El atentado, inédito en el país, parece haber abierto la puerta para otros de corte similar.

El presidente ecuatoriano Lenín Moreno aseguró entonces que el atentado fue una respuesta a los intentos del Gobierno por frenar el narcotráfico y que "fue un acto terrorista, ligado a bandas narcotraficantes que han sido golpeadas por el Estado ecuatoriano".

La población de San Lorenzo se ubica a 80 km en línea recta de la frontera con Colombia. Entre 2000 y 2005 fue muy golpeada por los efectos del conflicto armado interno de Colombia y recibió a muchos refugiados de ese país.

Guerrilleros de las FARC (AFP)
Guerrilleros de las FARC (AFP)

En un segundo atentado, en febrero, en el sector de El Pan, en San Lorenzo, hombres armados abrieron fuego contra una patrulla militar ecuatoriana; el enfrentamiento dejó dos uniformados heridos, parte de una patrulla militar que recorría la frontera. El atentado también se atribuyó a grupos irregulares de Colombia.

Otro ataque terrorista se dio el 16 de marzo, en la población de Borbón, en un cuartel naval, ubicado también en Esmeraldas, fronteriza con Colombia. Ese atentado también se vinculó a disidentes de las FARC.

El 20 de marzo, tres miembros de la Marina ecuatoriana perdieron la vida y otros siete resultaron heridos al detonar un artefacto explosivo artesanal ubicado a un costado de una carretera, mientras hacían patrullaje en la zona de Mataje, provincia de Esmeraldas. Guacho también fue vinculado a esta matanza.

Miembros del Batallón de Operaciones Especiales de Ecuador
Miembros del Batallón de Operaciones Especiales de Ecuador

El 26 de marzo fueron secuestrados Javier Ortega, periodista, Paúl Rivas, fotógrafo, y Efraín Segarra, chofer del diario El Comercio, de Quito, en la parroquia de Mataje, en Esmeraldas, y se presume que fueron llevados a territorio colombiano.

Este viernes 13 de abril, el presidente Lenin Moreno confirmó que los tres periodistas fueron asesinados y ofreció 100 mil dólares por cualquier información que permita capturar a El Guacho.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: