El ex presidente brasileño Lula da Silva (AFP)
El ex presidente brasileño Lula da Silva (AFP)

El Superior Tribunal de Justicia brasileño rechazó el martes el habeas corpus presentado por la defensa del ex mandatario Lula da Silva para evitar su arresto por una condena a más de 12 años antes de que se agoten todos los recursos de apelación.

Frente a esto, y de acuerdo a lo que publica O Globo, se espera que el tribunal que condenó a Lula en segunda instancia juzgue la apelación de la defensa este mismo mes, luego de las vacaciones del juez Victor Laus, que vuelve al trabajo el próximo 23 de marzo.

El mismo periódico afirma que si en el tribunal de segunda instancia el panorama es desfavorable para el líder del Partido de los Trabajadores, en el Supremo la situación no es muy diferente. Por eso, todo indicaría que el destino del ex jefe de Estado sería la cárcel en poco tiempo.

Figura clave de la izquierda brasileña, Lula fue condenado en 2017 a nueve años y medio de prisión por aceptar un apartamento de lujo de una constructora involucrada en los sobornos a políticos del caso Petrobras.

Sus abogados apelaron, pero la condena fue ratificada unánimemente en enero de este año por el Tribunal Regional Federal Nº4 (TRF4), de segunda instancia, que además amplió la pena a 12 años y un mes de encierro.

Lula con Dilma Rousseff en un acto en enero (Reuters)
Lula con Dilma Rousseff en un acto en enero (Reuters)

Los recursos

La decisión de este martes está limitada al habeas corpus y no bloquea otras herramientas legales que podrían cuestionar el fondo de la sentencia, incluso ante el Supremo.

De hecho, el equipo legal de Lula ya presentó otro habeas corpus preventivo ante la Corte para que pueda seguir en libertad. Ese recurso también fue rechazado preliminarmente y está pendiente de ser examinado por el plenario.

En paralelo a las cortes penales, la justicia electoral podría impedir que Lula se postule a las elecciones de octubre, por tener una condena ratificada en segunda instancia.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: