Johnson pide la dimisión de la presidenta de la Universidad de Columbia por las protestas propalestinas

Guardar

Nuevo

infobae

El presidente de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, Mike Johnson, ha pedido este miércoles la renuncia de la presidenta de la Universidad de Columbia, Nemat Shafik, por no haber podido controlar el "caos" generado por las protestas propalestinas en los campus de estas instalaciones universitarias. "No podemos permitir que este tipo de odio y antisemitismo se reproduzca en nuestras universidades, y hay que detener esto en seco. Quienes perpetran esta violencia deben ser arrestados", ha sentenciado en un mítin cargado de tensión en el que, a partes iguales, ha sido vitoreado y abucheado. Johnson ha indicado que la administración de la universidad ha optado por "dejar que las amenazas, el miedo y la intimidación de la mafia gobiernen", mientras que también han puesto en riesgo "la libertad de expresión", así como "el libre intercambio de ideas y el libre ejercicio de la religión". "Han demostrado ser incapaces de cumplir con su principal responsabilidad, que es mantener a los estudiantes seguros", ha indicado Johnson, agregando que está comprometido a que el Congreso estadounidense no guarde silencio mientras los alumnos judíos se "esconden" en medio de las manifestaciones. Los funcionarios de la Universidad de Columbia están negociando con los manifestantes para que desmantelen las tiendas de campaña, paraguas y pancartas que han desplegado en el césped del campus, según ha recogido la cadena estadounidense CNN. En la Universidad de Texas en Austin se han vivido momentos de tensión entre los manifestantes y las fuerzas de seguridad, mientras que también se han registrado protestas en el parque de la Universidad del Sur de California, en Los Ángeles. De hecho, el gobernador de Texas, el republicano Greg Abbott, ha subrayado en la red social X que "el antisemitismo no será tolerado" en el estado. "Los estudiantes que se unan a protestas antisemitas y llenas de odio en cualquier colegio o universidad pública de Texas deberían ser expulsados", ha agregado. Las protestas se han extendido este miércoles a la Universidad de Brown, donde alrededor de 90 estudiantes han instalado tiendas de campaña, así como en el campus de la Universidad Estatal de Ohio, ubicado en Columbus.