Sheinbaum plantea renegociar la deuda de Pemex y un plan de energías renovables

Guardar

Nuevo

Ciudad de México, 22 abr (EFE).- La candidata presidencial del oficialismo, Claudia Sheinbaum, señaló este lunes que tiene un plan para Petróleos Mexicanos (Pemex), la petrolera más endeudada del mundo, que consiste en renegociar los pasivos y un enfoque en energías renovables.

“Tenemos un plan para Pemex, que es uno de los temas que sé que algunos de ustedes tienen en mente, y tiene que ver con, evidentemente, el refinanciamiento de la deuda asociado a un plan para Pemex, también de largo plazo", dijo durante una reunión con el Consejo de las Américas en Ciudad de México.

La representante de la coalición Sigamos Haciendo Historia también señaló que "recientemente se presentó el plan de sustentabilidad para Pemex”, lo que es importante porque la empresa del Estado tiene que afrontar la crisis climática con el ingreso a nuevos mercados.

“No solamente el petróleo y el gas, que es indispensable, sino también permitir que entre a otras fuentes, a las fuentes renovables, a la cogeneración que le permita también el refinanciamiento de la deuda”, expresó la aspirante presidencial.

Las declaraciones de Sheinbaum ocurren después de que el Gobierno de Andrés Manuel López Obrador aseveró a comienzos de año que la deuda de la paraestatal se ha reducido en un 17,4 % en lo que va de su Administración, que comenzó en diciembre de 2018, hasta los 106.800 millones de dólares.

Aunque analistas señalan que esta deuda será uno de los mayores retos del próximo Gobierno, la representante del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), el Partido del Trabajo (PT) y el Verde afirmó que su plan es factible y que trabajará en un modelo a largo plazo "para los próximos 30 años”.

Sheinbaum afirmó que la cogeneración de energía tiene en México “un potencial enorme” no solo para Pemex, sino para los parques de desarrollo industrial que pretende construir y otros esquemas de eficiencia energética.

Señaló que en los próximos 30 años es importante cumplir con las metas de la Convención de Cambio Climático, pero al mismo tiempo generar las inversiones que se requieren para el desarrollo del país.

Durante el Gobierno de López Obrador, Pemex ha dependido de exenciones fiscales e inyecciones de efectivo de Hacienda.

Incluso, emitió un decreto en el que el Gobierno eximió a Pemex de pagar los impuestos por el derecho de utilidad compartida (DUC) y la extracción de hidrocarburos de octubre de 2023 a enero pasado.

Por ambos conceptos, Pemex debió entregar 86.640 millones de pesos (unos 5.054 millones de dólares) por ambos conceptos en el último trimestre del año pasado, según el Sistema de Información Económica (SIE) del Banco de México (Banxico). EFE

csr/ppc/cpy

(foto)