Un socialdemócrata y una nacionalista, rivales por la presidencia en Macedonia del Norte

Compartir
Compartir articulo

Skopje, 21 abr (EFE).- Macedonia del Norte celebra este miércoles unas elecciones presidenciales en las que el actual jefe de Estado, el socialdemócrata Stevo Pendarovski, y la candidata conservadora Gordana Siljanovska Davkova, del opositor partido nacionalista VMRO-DPMNE, se perfilan como favoritos.

Pendarovski, de 61 años, y Siljanovska, de 70, ambos doctores en Derecho y profesores universitarios, fueron los principales rivales también en las presidenciales de 2019, que Pendarovski ganó en la segunda vuelta.

Siete candidatos aspiran a la presidencia de este pequeño país balcánico, el único de la antigua Yugoslavia que logró su independencia en los años 1990 sin pasar por una guerra.

Con apenas dos millones de habitantes, Macedonia del Norte es miembro de la OTAN desde el año 2020 y es candidato al ingreso en la Unión Europea (UE).

Aparte de los dos favoritos, entre los demás aspirantes, entre quienes los apoyos están muy repartidos y tienen escasas posibilidades de pasar a la segunda vuelta dentro de dos semanas, está el actual ministro de Exteriores, Bujar Osmani, de la albanesa Unión Democrática de la Integración (DUI), socio de Unión Socialdemócrata de Macedonia (SDSM) en el Gobierno desde 2017.

Otro candidato de la comunidad albanesa -que constituye un 24 % de la población del país-, es Arben Taravari, de la coalición nacionalista VREDI.

Las presidenciales se consideran como un tests de popularidad para la gobernante SDSM y el VMRO-DPMNE ante las elecciones parlamentarias, convocadas para el 8 de mayo y que coincidirán con la posible segunda vuelta de la votación por la jefatura del Estado.

Un gran desafío ante Macedonia del Norte en su vía hacia el ingreso en la UE será la modificación de su Constitución para incluir a los búlgaros, unas 3.000 personas, como minoría nacional, una exigencia impuesta por la vecina Bulgaria para desbloquear el proceso de ingreso macedonio en el club comunitario.

A diferencia de SDSM, la VMRO-DPMNE rechaza cumplir la condición hasta que Bulgaria no garantice que no habrá nuevos vetos.

Según los últimos sondeos, Siljanovska cuenta con una estimada intención de voto del 26 %, frente a Pendarovski, con el 16 %.

El actual presidente centró su campaña en el respaldo a la política de amistad con los vecinos y el acercamiento a la UE, y en afirmaciones de que su rival no sería capaz de cumplir ese objetivo.

Por su parte, Siljanovska acusa a Pendarovski de "estar callado" durante los cinco años de su mandato a los condicionamientos en la vía macedonia a la UE y la mala situación económica en el país, donde el sueldo medio mensual apenas alcanza los 500 euros. EFE

ib-sn/jk/amg

(foto)