El Ejército de Israel defiende a su batallón de ultraortodoxos ante posibles sanciones de EEUU

Compartir
Compartir articulo
infobae

El Ejército de Israel ha defendido este domingo la labor de su batallón de ultraortodoxos, el Netzah Yehuda, tras las últimas informaciones de que podrían ser objeto de una sanción por parte de Estados Unidos, que investiga a esta formación por actos de brutalidad posiblemente constitutivos de crímenes contra los Derechos Humanos contra la población palestina en Cisjordania. El Gobierno israelí se manifestó ayer por la noche contra la posibilidad de estas sanciones, avanzadas por varias fuentes oficiales estadounidenses al portal de noticias Axios, y este domingo las Fuerzas de Defensa de Israel (FDI) han defendido que los ultraortodoxos combaten con "valor y profesionalidad, al tiempo que preservan los valores del Ejército acordes con el Derecho Internacional" El Ejército, que defiende además la labor integradora del batallón, teniendo en cuenta que los ultraortodoxos están exentos del servicio militar, ha avisado de que "no reconoce la cuestión" de estas sanciones recogida en la información de Axios y solo "examinará" el tema si realmente Estados Unidos toma una decisión al respecto. De ser anunciadas, estas sanciones impedirían a los miembros de este batallón recibir ayuda militar o entrenamiento del Ejército estadounidense, en lo que se trataría de la primera aplicación de la ley impulsada en 1997 por el entonces senador Patrick Leahy. El jueves pasado, el portal estadounidense ProPublica informaba que un grupo de expertos del Departamento de Estado recomendó al jefe de la cartera diplomática, Antony Blinken, que desautorizara a múltiples unidades de las fuerzas de seguridad israelíes por crímenes contra los Derechos Humanos en Cisjordania. Si bien otras unidades no serán sancionadas al haber exhibido cambios en su comportamiento, Blinken tiene señalados a los ultraortodoxos por fomentar la ola de violencia contra las poblaciones de palestinos en Cisjordania antes del estallido de la guerra con Hamás, el 7 de octubre.