Orbán abre campaña europea diciendo que "los dirigentes de Bruselas tienen que irse"

Compartir
Compartir articulo

Viena/Budapest, 19 abr (EFE).- El primer ministro de Hungría, el ultranacionalista Viktor Orbán, abrió este viernes en Budapest la campaña para las elecciones europeas de su partido, el Fidesz, diciendo a sus seguidores que deben "ocupar Bruselas" y conseguir que se vayan de ahí los actuales dirigentes.

"No nos andemos con rodeos, Bruselas tiene problemas, grandes problemas", dijo Orbán, citado por el portal Index.hu.

"Los dirigentes (de Bruselas) están en bancarrota (...), el grano ucraniano está destruyendo a los agricultores europeos, los inmigrantes cruzan las fronteras a raudales...", afirmó el jefe de Gobierno, sin hacer mención a los serios problemas económicos y escándalos de corrupción en su país.

En Europa, según el controvertido líder que es considerado el mejor aliado del Kremlin entre los Veintisiete, "los niños son reeducados y entregados a los activistas de género".

"No war, no migration, no gender" (No guerra, no migración, no género) es su mensaje a Bruselas.

Las fricciones de Orbán con Bruselas son frecuentes y numerosas, sea por sus políticas que socavan los estándares de la democracia y el estado de Derecho, por sus leyes homófobas o por su falta de solidaridad para acoger refugiados.

Además, arremete con regularidad contra las sanciones impuestas por la Unión Europea (UE) a Rusia por su invasión de Ucrania y se opone al envío de armas a Kiev.

El líder indiscutible de Hungría -país que ocupará la presidencia semestral de la UE a partir del 1 de julio próximo, poco después de las elecciones al Parlamento Europeo previstas para principios de junio- afirmó que los actuales dirigentes comunitarios "tienen que irse".

Pero dado que, admitió, no lo harán por sí solos, instó a sus seguidores a luchar para lograr que se vayan.

"Tenemos que ocupar Bruselas. Tenemos que apartar a los burócratas de Bruselas y tenemos que tomar el asunto en nuestras manos", declaró.

El político arremetió contra el apoyo mayoritario de la Unión Europea (UE) a Ucrania para que se defienda de la agresión rusa, tildando de belicistas a los gobernantes que aprueban el envío de armas a Kiev.

"Estamos a un paso de que Occidente envíe tropas a Ucrania, es un vórtice bélico que podría arrastrar a Europa al abismo", consideró.EFE

wr/ll/jam