El OIEA supervisa siete instalaciones nucleares en Isfahan, la ciudad iraní atacada hoy

Guardar

Nuevo

Viena, 19 abr (EFE).- Isfahán, la ciudad donde se produjeron este viernes varias explosiones, en lo que parece haber sido una respuesta israelí a los recientes ataques de Irán, acoge el centro tecnológico nuclear ENTC, con siete instalaciones supervisadas por el OIEA, la agencia nuclear de Naciones Unidas.

Si bien el OIEA y su director general, el argentino Rafael Mariano Grossi, confirmaron hoy que no se produjo ningún ataque directo contra alguna instalación atómica en Isfahan, la mera presencia de estos sitios cerca de las explosiones causó gran preocupación internacional.

A continuación una breve descripción de las instalaciones vigiladas por los expertos del Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA) en el ENTC, construido originalmente a partir de 1970, entonces con la ayuda de Francia.

Lanzada en 1999, con diseño chino, la planta de conversión de uranio (UFC, en sus siglas en inglés) empezó su producción en 2005. En esta planta se convierte óxido de uranio (U3O8) en hexafluoruro de uranio (UF6), la sustancia que más adelante es introducida en centrifugadoras de gas para enriquecer uranio. El uranio enriquecido entre el 2 y 4 % se usa sobre todo para fabricar combustibles nucleares. Niveles de pureza más elevados tienen aplicaciones médicas y a partir del 90 % sobre todo militares.

La planta de producción de combustible (FMP, en sus siglas en inglés) fue construida a partir de 2004, con la intención de fabricar combustible para el reactor de agua pesada IR-40 de Arak y también para la planta nuclear de Busher, en el sur de Irán. En el marco del acuerdo nuclear de 2015, conocido como JCPOA, las actividades en Arak se encuentran suspendidas, por lo que el combustible de FMP se destina al reactor científico de agua pesada de Khondab, unos 350 kilómetros al noroeste de Isfahan.

La fábrica de producción de placas de combustible (FPFP, en sus siglas en inglés) produce los elementos para que el combustible nuclear pueda ser introducido en su lugar de destino. Para ello se reconvierte el UF6, enriquecido al 20 %, nuevamente en "yellow cake" (U3O8), que luego es usado en placas de combustible, para el Reactor Científico de Teherán.

Esta planta, que según el OIEA lleva las siglas inglesas de EUPP, convierte el UF6 enriquecido hasta el 5 % U-235 (o sea, uranio poco enriquecido) en polvo de óxido de uranio (UO2), un material que se puede usar como combustible nuclear, también en combinación con dióxido de plutonio.

jk/alf