Irán asegura que no pretende escalar las tensiones y que la "legítima defensa" permite "castigar" a Israel

Compartir
Compartir articulo
infobae

El ministro de Exteriores de Irán, Hosein Amirabdolahian, ha asegurado este jueves a sus homólogos británico, australiano y alemán que Teherán no pretende escalar las tensiones en la región, pero que la falta de respuesta internacional y el uso de la "legítima defensa" permite "castigar" a Israel por sus ataques contra el Consulado iraní en Damasco (Siria), que dejó numerosos muertos, entre ellos altos cargos de la Guardia Revolucionaria de Irán. "Cuando el régimen sionista pisotea el Derecho Internacional y las Convenciones de Viena, y viola la inmunidad de los agentes y locales diplomáticos, y cuando el Consejo de Seguridad de la ONU es incapaz de emitir una declaración de condena del atentado terrorista contra el Consulado iraní en Damasco, la legítima defensa con el objetivo de castigar al agresor se convierte en una necesidad", ha expresado Amirabdolahian durante una serie de llamadas, ha comunicado el ministro en su cuenta de la red social X, antes Twitter. "Irán no busca una escalada de hostilidad, pero el retorno de una seguridad sostenible a la sensible región de Oriente Próximo está ligado al control de los belicistas y trastornados dirigentes del régimen sionista y al cese de los crímenes de guerra de este régimen en Gaza y Cisjordania", ha añadido el jefe de la diplomacia iraní. Amirabdolahian ha hablado con sus respectivas partes de Reino Unido, David Cameron, de Australia, Penny Wong, y de Alemania, Annalena Baerbock, quienes han expresado su preocupación por un posible ataque iraní contra Israel. La pasada semana, un ataque atribuido a Israel golpeó las instalaciones diplomáticas iraníes en la capital de Siria, dejando al menos 16 muertos, entre ellos altos mandos de la Guardia Revolucionaria de Irán y dos civiles, según el Observatorio Sirio de Derechos Humanos. Desde entonces, las principales autoridades de Teherán han advertido de que se guardan el derecho a responder, unas advertencias que Israel ha recibido, a su vez, avisando de que tomarán represalias si son atacados de alguna forma.