Albares insiste en que corresponde a Londres dar una respuesta al acuerdo sobre Gibraltar propuesto

Compartir
Compartir articulo
infobae

El ministro de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación, José Manuel Albares, ha insistido nuevamente este lunes en que corresponde a Reino Unido dar una respuesta afirmativa o negativa al acuerdo que España junto a la UE puso sobre la mesa hace más de un año sobre Gibraltar. "Hace muchos meses que España ha puesto un acuerdo encima de la mesa y que lo que estamos esperando es la respuesta" afirmativa o negativa de Londres, ha indicado en rueda de prensa en Bruselas, donde ha participado en la reunión de ministros de Exteriores. Dado que España ha puesto "encima de la mesa una propuesta equilibrada y generosa", en su opinión, Albares ha reconocido que lo que espera el Gobierno es que la respuesta sea afirmativa. El ministro ha venido insistiendo en el último año en el mensaje de que la "pelota está en el tejado" de Reino Unido y le corresponde a los británicos dar el paso de aceptar el acuerdo que regulará la relación futura de Gibraltar con la UE tras el Brexit. "Yo creo que vamos avanzando, hay un deseo por ambas partes de alcanzar ese acuerdo, pero al final el deseo hay que concretarlo, negro sobre blanco, en textos", ha sostenido Albares, que precisamente ha aprovechado para reunirse con el vicepresidente de la Comisión Europea encargado de las relaciones con Reino Unido, Maros Sefcovic. En este sentido, ha recordado que es Bruselas quien negocia con Londres el acuerdo sobre Gibraltar en base al memorándum sellado entre Reino Unido y España en la Nochevieja de 2021. Dicho documento sentó las bases para la negociación, de la que precisamente está prevista una nueva ronda esta misma semana, la décimooctava. Así las cosas, el ministro ha insistido en que todos están "trabajando intensamente" para la consecución de dicho acuerdo, que entre otras cosas prevé la supresión de la Verja, si bien no ha querido hablar de plazos temporales. "Es una pregunta para el Reino Unido", ha replicado. "Aunque vayamos acercando las posiciones, no se trata solo de acercarlas, sino de tener un acuerdo global sobre Gibraltar", ha puntualizado, incidiendo en que por ahora Londres no ha rechazado la propuesta planteada. Aunque ni Londres ni Bruselas quieren hablar de plazos, lo cierto es que la celebración de elecciones europeas en junio y el previsible adelanto electoral en Reino Unido, donde los sondeos apuntan a una salida de los conservadores y el regreso de los laboristas a Downing Street, imprimen cierta urgencia al acuerdo. En caso de no sellarse en las próximas semanas, correspondería a la nueva Comisión Europea y al nuevo Gobierno británico ultimar su negociación, lo que podría retrasar todo el proceso durante varios meses más. El Gobierno británico ha venido manteniendo en todo momento su voluntad de llegar a un acuerdo con Bruselas que permita regular la relación que tendrá el Peñón con los Veintisiete ahora que Reino Unido está fuera de la UE, pero también ha dejado muy claro que no accederá a ningún acuerdo que pueda cuestionar su soberanía sobre Gibraltar.