Los 'prerrafaelitas' viajan a la Italia "ideal" de sus maestros

Compartir
Compartir articulo
infobae

Roma, 23 feb (EFE).- Los 'prerrafaelitas' rompieron las costuras del arte victoriano soñando con los maestros de la vieja Italia y ahora su legado llega a este país con una muestra que reúne, por vez primera, cientos de obras de aquel "renacimiento moderno", que ya a mediados del siglo XIX puso las bases al vanguardismo venidero.

"Esta será la mayor exposición sobre los 'prerrafaelitas' hecha en Italia, comparable a otras, no muchas, del Reino Unido", explica a EFE Gianfranco Brunelli, comisario de esta muestra que podrá verse hasta el 30 de junio en el Museo de San Doménico de Forlí (norte).

Este antiguo convento dominicano acogerá 357 piezas -entre cuadros, esculturas, cerámicas o muebles- de aquella corriente surgida en la Inglaterra victoriana de 1848 para renovar la pintura sacándola del estricto academicismo imperante en aquellos tiempos.

Sus exponentes, como William Holman Hunt, John Everett Millais o Dante Gabriel Rossetti, propugnaban una visión pura de la realidad y de las cosas con colores vivos en un momento en el que el negro de la Revolución Industrial lo impregnaba prácticamente todo.

Y así bebieron de los viejos maestros italianos previos a Rafael, símbolo de perfección canónica a caballo entre el siglo XV y XVI, influidos por genios medievales como Giotto, Cimabue, Beato Angelico, Verrocchio, Sandro Botticelli o Piero della Francesca.

Precisamente la novedad de la muestra de Forlì, explica Brunelli, es que "compara las piezas con las grandes obras maestras de los siglos XIV y XV" pero también como los maestros vénetos, Tiziano o Veronese, hasta Miguel Ángel.

Un ejemplo del nexo entre los inquietos pintores británicos y los referentes italianos es la "Procesión Florentina" que Frederic Leighton pintó en 1853, en la que aparece por las calles de la ciudad un icono de la Virgen creado por Cimabue en el año 1290.

"Leighton hizo del arte italiano una patria ideal para la gran revolución 'prerafaelita'", afirma el experto.

Pero, por otro lado, la exposición sostiene la tesis de que los 'prerrafaelitas', con sus obras impregnadas de los antiguos lienzos itálicos, permitieron "redescubrir" su pasado a los autores italianos del siglo XIX, el siglo de los nacionalismos y en el que Italia, efectivamente, nacería como país unido.

"Los grandes pintores italianos del siglo XIX observan a los 'prerrafaelitas' y se redescubren a sí mismos y a su propia identidad nacional porque los siglos XIV y XV, antes de Rafael, habían sido bastante olvidados", apunta Brunelli.

La exposición de Forlí contará con piezas prestadas por la Galería de los Uffizi, del British Museum, la Royal Academy of Arts o la TATE, la Fundación Luis A. Ferré y el Museo de Arte de Ponce de Puerto Rico o la Colección Pérez Simón de México, entre otros entes.

De esta última, por ejemplo, ha llegado las "Chicas griegas recogiendo guijarros en la playa" (1871) de Leighton y que en Italia es comparado con Guido Reni.

De este modo, Italia homenajeará a esta generación de rebeldes victorianos que se salieron del marco, poniendo las bases a la gran primavera de las vanguardias europeas.

La última pieza en añadirse a la muestra, hoy, ha sido un piano con teclas de marfil decorado con minuciosas pinturas de Edward Burne-Jones y que ha sido custodiado desde la aduana por la Guardia de Finanza, la policía fronteriza italiana.