Macron promulga la ley de inmigración en su versión suavizada por el Constitucional

Guardar

Nuevo

París, 27 ene (EFE).- El presidente de Francia, Emmanuel Macron, promulgó la ley de inmigración en su versión suavizada por el Consejo Constitucional francés, que había censurado este jueves las medidas más duras incluidas por la derecha durante la negociación parlamentaria.

Publicada la pasada noche en el Boletín Oficial del Estado, la ley podrá así entrar en vigor sin algunos de los artículos controvertidos excluidos por los jueces, quienes alegaron inconstitucionalidad de algunas medidas, pero sobre todo defectos de forma (medidas que no tendrían lugar en una ley migratoria).

De este modo, quedan fuera de la norma actual la creación del delito de estancia irregular, el endurecimiento del acceso a las prestaciones sociales o el establecimiento de cuotas migratorias anuales.

Tampoco han sido incluidas las restricciones al reagrupamiento familiar, la imposición de una fianza a los estudiantes extranjeros como garantía de que saldrán del país o las restricciones al llamado derecho de suelo en la adopción de la nacionalidad francesa.

La ley promulgada por Macron, que corresponde en gran parte al proyecto de su Gobierno, sí que contempla medidas para acelerar las medidas de extranjeros delincuentes y también un dispositivo, muy polémico entre la derecha, para regularizar a inmigrantes irregulares que ocupen puestos considerados en tensión.

Asimismo, la ley en vigor obliga ahora a los extranjeros extracomunitarios que quieran obtener un permiso de residencia que suscriban un contrato por el que se comprometen a respetar los principios de la República francesa: libertades individuales, la libertad de expresión o de conciencia, la igualdad de hombres y mujeres, la Constitución y la integridad territorial francesa.

Tanto la derecha clásica de Los Republicanos, autores de las medidas más duras finalmente excluidas por los jueces, y la ultraderecha de Marine Le Pen han criticado la decisión del Constitucional.

La propia Le Pen aseguró que la única manera de endurecer la ley migratoria, algo que desean la mayoría de los franceses, según las encuestas, será mediante una revisión de la Constitución que ella defiende. EFE

atc/jac