Aplican instructivo para identificar a potenciales turistas peligrosos en Islas Galápagos

Compartir
Compartir articulo

Quito, 15 ene (EFE).- El Consejo de Gobierno de las Islas Galápagos anunció este lunes la puesta en marcha de un instructivo para identificar a turistas que sean considerados como amenaza o riesgo por el Estado ecuatoriano, en el marco de la declaración del "conflicto armado interno" realizada por el Gobierno para combatir al crimen organizado.

En un comunicado, el Consejo indicó que "conscientes de la importancia de mantener un entorno seguro" para los habitantes y visitantes de Galápagos, se han propuesto "identificar y prevenir el ingreso de turistas que puedan representar una amenaza o riesgo para la provincia".

En este sentido, expidieron el instructivo denominado 'Proceso de identificación de turistas considerados como amenaza o riesgo por el Estado Ecuatoriano', en base al Reglamento de Migración y Residencia del Régimen Especial de Galápagos.

Dicho instructivo se aplica desde el pasado 13 de enero por parte los técnicos de Control de Tránsito del Consejo de Gobierno de Galápagos, en los aeropuertos de las ciudades de Quito, Guayaquil y Manta (desde donde llegan los turistas al archipiélago), en coordinación con la Policía Nacional y demás autoridades competentes.

"Nuestro objetivo principal es garantizar la seguridad y productividad de nuestra provincia, a través de acciones integradas, fomentando la convivencia pacífica y previniendo la violencia, la discriminación y el cometimiento de infracciones y delitos", señaló el escrito del Consejo.

El archipiélago de Galápagos, situado a unos mil kilómetros de las costas continentales ecuatorianas y catalogado por la Unesco como el primer patrimonio natural de la humanidad, es uno de los principales atractivos turísticos de Ecuador, en especial para los extranjeros.

El pasado martes, el presidente de Ecuador, Daniel Noboa, reconoció en un decreto la existencia de un "conflicto armado interno" en el país y ordenó a las Fuerzas Armadas ejecutar acciones militares contra el crimen organizado "bajo el derecho internacional humanitario y respetando los derechos humano".

El decreto lo suscribió en momentos de incrementos de hechos de violencia, como incendios de automóviles, atentados con explosivos, disturbios en las cárceles, con toma de rehenes (ahora liberados), y en una jornada en la que un grupo armado se tomó un canal de televisión, que terminó con el arresto de trece delincuentes.

Esta semana Ecuador ha comenzado a recuperar poco a poco su normalidad, pero se mantiene la tensión ante el temor de nuevos hechos de violencia, que las autoridades atribuyen a bandas del crimen organizado, dedicadas principalmente al narcotráfico, y a las que el Ejecutivo ha declarado la "guerra interna" al pasar a considerarlas grupos terroristas y actores beligerantes no estatales. EFE

sm/fgg/szg