IFC (Grupo Banco Mundial): La agenda climática tiene que ir de la mano de la de desarrollo

Compartir
Compartir articulo

Dubái, 8 dic (EFE).-"La agenda climática tiene que ir de la mano de la agenda de desarrollo", señala en una entrevista con EFE Alfonso García Mora, vicepresidente regional de la Corporación Financiera Internacional, quien defiende el papel del sector privado pero también el de las políticas públicas para acelerar la descarbonización.

García Mora destaca el Pacto Verde Europeo como "un buen ejemplo de hacia dónde hay que ir", ayudando al mismo tiempo a los países en desarrollo a llevar a cabo también la transición ecológica, que es, dice, su "responsabilidad moral".

"Los países OCDE nos hemos industrializado con gas y con petróleo, y ahora estamos diciendo a los países en desarrollo que eso no lo pueden usar, y que tienen que utilizar directamente energías renovables", arguye el español, para subrayar el principio de justicia que debe integrarse en las conversaciones de la COP28.

Desde IFC -la entidad "hermana" del Banco Mundial que trabaja con el sector privado-, sostienen que "no hay que elegir" entre desarrollo y acción climática, sino que "tienen que ir las dos juntas, pero para eso es necesario un compromiso".

"Se estima que en América Latina se ha perdido en torno a entre 1,5 y 2 puntos porcentuales de PIB al año por los efectos del cambio climático", recuerda García Mora, y resalta así la necesidad de adaptación en esta región en la que ejerce como vicepresidente de la IFC.

El economista aduce que, de los 2,4 billones de dólares anuales que se calcula requerirá en 2030 atajar el reto que implica el calentamiento global -adaptación y mitigación-, "el 80 % tiene que venir del sector privado", que sin embargo  "no está invirtiendo, porque financieramente no salen los números".

Así, el experto incide en que hay que generar las condiciones para que eso ocurra, adoptando una regulación que ayude a movilizar el capital global y "reverdezca" las inversiones privadas.

Entre las políticas públicas que a su juicio habría que adoptar, García Mora propone eliminar los subsidios perjudiciales para la crisis ecológica, pues "el mundo está lleno de subsidios contaminantes"; "desde el uso de fertilizantes en la agricultura hasta el consumo de petróleo en casi todos los países del mundo", lamenta.

Esto, arguye, "tiene que cambiar y hay que darle la vuelta para generar incentivos" e impulsar subsidios que sirvan para descarbonizar y para utilizar energías limpias.

García Mora resalta la función de procesos como las cumbres del clima, pues la transición que exige el desafío climático es un "juego de coordinación colectiva", y en la mitigación de las emisiones no sirven los avances bilaterales.

Para la mitigación, recalca, "es necesario que el compromiso de Europa, Estados Unidos, India, China e Indonesia sea muchísimo más ambicioso". EFE

mmt