Blinken y Cameron resaltan la importancia de seguir financiando militarmente a Ucrania

Compartir
Compartir articulo
infobae

El secretario del Departamento de Estado de Estados Unidos, Antony Blinken, y su homólogo británico, David Cameron, han resaltado este jueves durante una reunión la importancia de seguir financiando militarmente a Ucrania después de los miembros del Partido Republicano rechazasen un nuevo paquete de ayuda en el Senado. "He querido estar en Washington esta semana para insistir en lo importante que es que sigamos financiando y ayudando a Ucrania en todo lo que podamos para resistir la invasión ilegal de (el presidente ruso, Vladimir) Putin. Lo veo como el reto de nuestra generación. Al igual que la generación de mi abuelo tuvo que luchar contra la agresión nazi en Europa, nosotros estamos luchando contra la agresión rusa en Europa", ha destacado Cameron durante una rueda de prensa posterior a la reunión. Por su parte, Blinken ha advertido que el fracaso de la aprobación de este nuevo paquete está siendo esperado por los que "están sentados en Moscú, en Teherán y en Pekín", por lo que ha instado a acelerara esfuerzos para que Kiev pueda valerse por sí mismo. "A medida que aceleramos nuestros esfuerzos para que Ucrania pueda valerse por sí misma, es crucial que Estados Unidos y nuestros socios sigan haciendo lo que les corresponde. (...) ¿Vamos a asegurarnos de que la agresión de Putin contra Ucrania siga siendo un fracaso, o demostrará Putin que, como él cree, puede durar más que nosotros, (...) la gente que quiere que (el paquete) no siga adelante está sentada en Moscú, está sentada en Teherán, está sentada en Pekín", ha manifestado el secretario de Estado. Por otro lado, ambas partes han conversado sobre el conflicto en la Franja de Gaza, enfatizando el derecho de Israel a defenderse al mismo tiempo que instan a tomar medidas de cara a la protección de civiles. Además, han asegurado que harán todo lo posible para evitar que la guerra se expanda por toda la región, incluyendo acciones para "salvaguardar" la seguridad marítima en el mar Rojo y el golfo de Adén, donde los rebeldes yemeníes huthis han secuestrado ya varios barcos, supuestamente relacionados con Israel, en represalia por sus ataques contra los palestinos. Por último, han pedido que Venezuela deje de actuar de forma unilateral en la disputa con Guyana respecto al Esequibo, perteneciente a Georgetown pero que Caracas reclama como propio, y han insistido en que la postura venezolana es "un error".