Sentencias de prisión para seis expolicías británicos que intercambiaron mensajes racistas

Compartir
Compartir articulo

Londres, 7 dic (EFE).- Seis agentes retirados de la Policía Metropolitana de Londres recibieron este jueves condenas de entre 6 y 14 semanas de prisión, cuyo cumplimiento se suspende durante doce meses, por haberse intercambiado mensajes de contenido racista "extremadamente ofensivos" por WhatsApp.

El pasado septiembre los expolicías se declararon culpables ante un tribunal británico por haber enviado mensajes por ese sistema de mensajería de móvil con contenido racista "extremadamente ofensivo", que incluyeron, en algunos casos, referencias a la duquesa de Sussex, Meghan Markle, o la reina Isabel II.

Las acusaciones obedecieron a los hallazgos obtenidos por una investigación efectuada por un equipo de investigación de un programa de la cadena británica BBC.

Los imputados, Peter Booth, de 66 años, Robert Lewis, de 62, Anthony Elsom, de 67 años, Alan Hall, de 65, Trevor Lweton, de 65 y Michael Chadwell, de 62, admitieron, cada uno, haber cometido varios delitos por el envío de mensajes de contenido "racista extremadamente ofensivo" y todos ellos se habían retirado del cuerpo entre 2001 y 2015.

Los agentes sirvieron en varios departamentos de la Met pero todos ellos pasaron temporadas en el llamado Grupo de Protección Diplomática.

Todos ellos recibieron penas de prisión de entre seis y 14 semanas "suspendidas"de cumplimiento- durante 12 meses, según se anunció en una vista celebrada hoy en la Corte de Magistrados de Westminster, en el centro de Londres.

A los acusados se les acusó formalmente del delito de "empleo inapropiado de una red de comunicaciones electrónica pública", contrario a la Ley de Comunicaciones del 2003.

Los expolicías compartían un grupo en WhatsApp el que intercambiaron durante un periodo de más de dos años más de 60 mensajes racistas, homófobos y sexistas, según trascendió en el proceso judicial.

Algunos de esos mensajes se referían a la duquesa de Sussex, la reina Isabel II o su esposo, el duque de Edimburgo y el actual primer ministro, Rishi Sunak.

El fiscal Adeniyi Ogunleye dijo hoy que es "asombroso que seis policías retirados que se han pasado su carrera defendiendo la ley pudieran pensar que era aceptable enviar estos mensajes extremadamente ofensivos".

Según agregó, estas sentencias "demuestran con claridad que no eran solo bromas inquietantes, sino mensajes extremadamente ofensivos que suponen una conducta delictiva". EFE

prc/er/fpa