Israel valida el acceso de un mínimo añadido de combustible en Gaza "para evitar colapso"

Compartir
Compartir articulo

Jerusalén, 7 dic (EFE).- El Gabinete de Seguridad de Israel aprobó anoche un aumento "mínimo" adicional de la cantidad de combustible que se entrega a Gaza "para evitar un colapso humanitario y el brote de epidemias en el sur de la Franja".

"El Comité Ministerial para Asuntos de Seguridad Nacional aprobó la recomendación del Gabinete de Guerra de autorizar el mínimo aumento de combustible necesario para evitar un colapso humanitario y el brote de epidemias en el sur de la Franja de Gaza", informó la oficina del primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu.

Agregó que este "incremento mínimo será determinado a nivel periódico por el Gabinete de Guerra, en función de la morbilidad y la situación humanitaria en la Franja".

Desde que Israel inició un cerco casi total para la entrada de comida, agua, suministros médicos o gasolina a la Franja poco después del estallido de la guerra el 7 de octubre, el combustible ha escaseado en gran medida en el enclave palestino.

Se trata de un recurso clave para los generadores de electricidad en el enclave, y a falta de ello, la mayor parte de hospitales se han visto obligados a cerrar o funcionar bajo mínimos, lo que ha agravado en gran medida la catástrofe humanitaria.

En las últimas semanas, camiones con comida y provisiones y a su vez con cierta cantidad de combustible están accediendo a diario a la Franja desde Egipto, a través del cruce de Rafah, pero las autoridades de Gaza -controlada por el grupo islamista Hamás- aseguran que no es suficiente para enfrentar la situación.

Israel prosigue con su fuerte ofensiva militar sobre el enclave, y ahora centra gran parte de sus esfuerzos bélicos en tomar la ciudad de Jan Yunis, en el área sur, en lo que ha descrito como la tercera fase de la guerra. Mientras, la situación en los hospitales es extrema, con falta de capacidad para atender a pacientes y heridos, mientras las enfermedades epidémicas van proliferando.

En total, 16.200 palestinos han muerto por los ataques israelíes desde que empezó la guerra el 7 de octubre, cuando Hamás lanzó un ataque sorpresa a Israel que se saldó con más de 1.200 fallecidos y más de 240 rehenes llevados a Gaza. EFE

jma/ah