Johnson admite que había pocas mujeres en su equipo pero niega que fuera tóxico

Compartir
Compartir articulo

Londres, 6 dic (EFE).- El ex primer ministro británico Boris Johnson admitió este miércoles que su equipo cercano de gobierno durante la pandemia estaba "demasiado dominado por hombres" pero negó las acusaciones de algunos altos funcionarios de que el ambiente era "tóxico".

"El equilibrio entre géneros podría haber sido mejor", declaró, a preguntas del abogado Hugo Keith en el contexto de la investigación oficial sobre la crisis sanitaria.

Cuestionado sobre el lenguaje ofensivo y machista usado en mensajes de WhatsApp entre él y su círculo, especialmente por su entonces asesor Dominic Cummings, Johnson sostuvo que era importante mantener una atmósfera "retadora" y adujo que todos los gobiernos tienen "personajes desafiantes cuyas opiniones podrían ser no aptas para hacerse públicas".

Dijo "desconocer" la queja expuesta durante esta pesquisa por la subsecretaria de la oficina del gabinete Helen MacNamara, de que la gente no quería trabajar en la sede gubernamental por el ambiente machista y tóxico.

Johnson rechazó también la afirmación de, entre otros, el secretario del gabinete, Simon Case, quien dijo que nunca había visto "un grupo de personas menos preparado para gobernar".

El exlíder 'tory' argumentó que habría sido peor una cultura interna de "deferencia", en la que la gente hubiera temido expresar opiniones críticas.

El jefe del Ejecutivo entre 2019 y 2022 negó asimismo que colocara a Cummings en el centro de la toma de decisiones en detrimento de los ministros, como le acusó el antiguo titular de Economía Sajid Javid, e insistió en que en todo caso los asesores aconsejan y los responsables deciden.

Johnson adujo también que su gabinete de ministros era más reacio que él mismo a imponer "intervenciones no farmacéuticas" como los confinamientos.

El exmandatario declara entre hoy y mañana ante el panel investigador presidido por la antigua jueza Heather Hallett, que en esta etapa examina las decisiones de las autoridades. EFE

jm/vg/ig