Brasil está "monitorizando" la tensión entre Venezuela y Guyana y defiende una "solución pacífica"

Compartir
Compartir articulo
infobae

La secretaria para América Latina y el Caribe del Ministerio de Exteriores de Brasil, Gisela María Figueiredo Padovan, ha afirmado este jueves que Brasil está "monitorizando" las tensiones entre Venezuela y Guyana por el territorio del Esequibo y ha abogado por una "solución pacífica la problema". En este sentido, ha remarcado que Brasilia "no tiene opinión" sobre el caso, que se encuentra en la Corte Internacional de Justicia (CIJ), y ha remarcado que "lo considera un asunto interno de Venezuela". "Cualquier país es capaz de realizar un referéndum, sujeto a sus reglas internas", ha agregado. Por su parte, el ministro de Defensa de Brasil, José Múcio, ha explicado que el Ejército desplegará 60 militares adicionales para reforzar la seguridad cerca de la frontera con Venezuela y Guyana, ante la escalda de las tensiones indicando que este refuerzo debería prácticamente duplicar el número de efectivos en la región, ya que hoy en día las Fuerzas Armadas de la zona cuentan con 70 soldados. El objetivo de esta política es impedir que esta ruta sea utilizada por otros países para militarizar la región u otro acto que conduzca a una escalada de las hostilidades. Además, ha confirmado que actualmente no hay planes para otras medidas, informa el portal de noticias brasileño G1. Las tensiones en la región han aumentado después de que el Gobierno venezolano haya programado un referéndum para este domingo en el que los venezolanos responderán si están a favor de anexionar la región, rica en petróleo y recursos naturales y que se encuentra bajo control de Guyana conforme a una sentencia arbitral de 1899. Guyana argumenta que Caracas accedió a renunciar al Esequibo después del fallo en 1899, pero que Venezuela posteriormente se retractó de la decisión. Por su parte, Caracas se apoya en el acuerdo firmado en 1966 en Ginebra entre Venezuela y Reino Unido, antigua potencia colonial de Guyana, el cual reconoce que el Esequibo es un territorio en disputa. La CIJ abrió un caso a petición de Guyana en 2018 y desde entonces se ha pronunciado para declararse como competente al respecto, a pesar del rechazo de Venezuela a este proceso judicial.