Escándalo en Turquía por estafas millonarias a futbolistas

Compartir
Compartir articulo

Ankara, 28 nov (EFE).- Numerosos futbolistas de máximo nivel de Turquía, entre ellos el exbarcelonista Arda Turan y el uruguayo Fernando Muslera, han perdido millones de dólares al ser víctimas de una estafa piramidal dirigida por una banquera, informa este martes la prensa turca.

Un total de 18 futbolistas, entre ellos el ex-atlético Emre Belözoglu, así como Semih Kaya y Selcuk Inan, dos estrellas del Galatasaray recién retiradas, además de Turan y Muslera, fueron estafados por Seçil Erzan, una joven empleada de banca de Estambul, informa el diario turco Hürriyet.

Otros medios elevan el número de víctimas hasta las 29 personas y hablan de 25 o incluso 45 millones de dólares de pérdidas por el esquema de Erzan, actualmente en prisión preventiva y acusada de estafa.

En algunos casos, como en el del centrocampista Emre Çolak, ex del Deportivo de Coruña, solo una nota escrita a mano atestigua una inversión de tres millones de dólares, señala la revista turca Oxijen.

Otro de los supuestamente implicados es Fatih Terim, legendario entrenador del Galatasaray y de la selección, que ha negado toda relación con el asunto.

Sin embargo, Erzan, nacida en 1977, fue durante años asesora financiera de Terim, tras ser nombrada, con apenas 36 años, directora de una prestigiosa filial del banco Denizbank en Estambul, y constan encuentros entre ella y el entrenador, señala Hürriyet.

Según este diario, Erzan invitaba a numerosos futbolistas de primera categoría a entregar sus ahorros en un fondo de inversiones que llamaba "Fondo Fatih Terim", prometiendo altísimos rendimientos financieros.

En realidad, la gestora utilizaba las inversiones de los recién llegados para pagar las ganancias prometidas a los primeros inversores, en un clásico esquema piramidal, inicialmente ideado para cubrir sus propias deudas con usureros en los que había incurrido tras perder dinero en la Bolsa, señala Hürriyet.

Entre los más perjudicados está Arda Turan, que incluso vendió tierras de su propiedad en Estambul para invertir dinero en el supuesto fondo, y finalmente ha perdido prácticamente todos sus ahorros, según declaraciones del exfutbolista citados por la cadena CNNTürk.

Turan entregaba cantidades de tres o cuatro millones de dólares en efectivo a Erzan al citarse con ella en una cafetería cercana al banco, y también recibió alguna vez un millón de dólares, igualmente en efectivo, de la misma manera, acorde a la citada emisora.

Tras ser detenida en abril pasado, Erzan declaró en un primer momento que el banco para el que trabajaba no sabía nada de su esquema de inversiones, pero luego cambió su testimonio, asegurando que los directivos del banco le administraron una droga para forzarla a no implicar la institución.

Aparte de Seçil Erzan, para la que la Fiscalía pide entre 66 y 216 años de cárcel, hay otras seis personas acusadas y la próxima sesión del juicio está fijada para el 12 de enero del año que viene. EFE

dt-iut/jk/jl