La obra que muestra cómo los chilenos en el exterior vivieron el estallido social de 2019

Guardar

Nuevo

Lucía Alegrete

Madrid, 13 jul (EFE).- La obra sobre el estallido social chileno "Médium. Chile estalla a la distancia" planteó esta semana en España la vivencia de chilenos en el exterior en aquellos días de 2019 en los que el país se revolvió y que dieron paso a un "despertar ante las injusticias y la desigualdad", según el director Omar Morán.

La pieza concluye este jueves tres días de representaciones en el madrileño Teatro del Barrio, que acogió un texto en el que se hace referencia a cómo los chilenos en el exterior presenciaron las manifestaciones desde lejos y cómo gestionaron la frustración de no poder participar en ellas.

Morán explica en una entrevista con EFE en Madrid, que se trata de una obra de estructura documental realizada con los relatos de testigos del estallido social pero a través de la mirada de actores residentes en Europa que lo vivieron en la distancia.

"Cuando empezó el estallido, sentía que necesitaba hacer algo para seguir estando aquí (en Barcelona) porque si no, sentía que tendría que volver a Santiago, a muchos chilenos nos pasó esa desesperación", comparte el director.

Para él, el origen de la obra fue justamente ese sentimiento de "ruptura" de vivir desde lejos las masivas protestas que se alargaron por medio año en todo el país y, entre otras cuestiones, abrieron paso a la redacción de un nueva constitución en sustitución de la vigente de la dictadura pinochetista.

Para explicar los sentimientos que experimentaron desde Europa, decidieron recopilar testimonios, fotos, chats y correos electrónicos de personas que estaban en el momento de las protestas en Chile, con el fin de desarrollar una experiencia escénica, un "médium".

"Nosotros pensamos: no estamos allí, pero sentimos lo que sucede a través de los ojos de otros. Por eso, buscamos un mecanismo desde la performance para hacer contacto con lo que no podíamos ver", narra Morán.

SITUACIÓN ACTUAL DE CHILE

Tras el estallido social del año 2019, la situación política de Chile ha sido muy convulsa, con la llegada a la presidencia del exlíder estudiantil Gabriel Boric, el rechazo a la Constitución que este impulsó y, más recientemente, la victoria de la ultraderecha para la elaboración de una nueva versión de la Carta Magna.

"Creo que lo que está sucediendo es un síntoma, un espíritu de época peligrosísimo donde se está acabando lo políticamente correcto y los márgenes del fascismo están atreviéndose a decir todo sin ningún tapujo", afirma el director teatral.

Para él, la victoria de la extrema derecha en la elección de los redactores de la Constitución se debe a que ésta aprovechó el "paréntesis de la pandemia" para poner a la sociedad en contra de la revolución, pero defiende que algo "cambió" para siempre en Chile tras las protestas.

"Estoy seguro de que si la Constitución que se votó se hubiera escrito durante un gobierno de derecha, habría ganado. El problema es que se escribió durante el Gobierno de Boric y eso es lo que jugó en contra", lamentó.

A esto agrega que, aunque no quiere ser "pesimista", cree que "vienen las derechas y los fascismos en Occidente como si no se hubiera aprendido nada del pasado" y que, actualmente, estamos en "estado de latencia" porque va a explotar algo más difícil.

"Por ejemplo, las mujeres en El Cairo en los años 70 iban sin velo y ahora están completamente tapadas. No siempre se avanza en la historia, también se puede ir hacia atrás", advierte el artista. EFE

lag/msh/ah

(foto)