OCDE: la recuperación sostenible de África pasa por reforzar su industria

Guardar

Nuevo

Las Palmas De Gran Canaria (España), 16 feb. La recuperación sostenible de África tras la pandemia de coronavirus, que llevó a 29 millones de habitantes a la pobreza extrema y a otros 46 millones a la inseguridad alimentaria, pasa por fortalecer su industrialización, según la OCDE.

Así lo expuso este jueves el director adjunto del Centro de Desarrollo de la OCDE, Federico Bonaglia, en Casa África, en Canarias (España), al presentar la cuarta edición del informe que este organismo internacional y la Unión Africana realizan sobre las dinámicas de desarrollo en África, titulado este año "Cadenas de valor regionales para una recuperación sostenible".

Bonaglia destacó que, en solo dos décadas, África será el continente más poblado y más joven del mundo, en tanto que este año será el que registre, tras Asia, el segundo mayor crecimiento económico, del 3,9 %, por delante incluso de América Latina.

Sin embargo, advirtió de que el crecimiento del PIB africano no será suficiente para crear empleos de calidad y reducir los impactos negativos de la pandemia, que ahondó su crisis alimentaria y la escalada de precios de las materias primas.

Por ello, la OCDE considera fundamental que los países africanos aprovechen la enorme oportunidad que supone, a su juicio, la Zona de Libre Comercio Continental Africana, creada en 2021, para "invertir en la creación de cadenas de valor regionales".

Bonaglia recalcó que hay que aprender de errores del pasado, de forma que en adelante las iniciativas empresariales que se planteen para el continente tengan en cuenta la realidad del sector privado africano.

Por otra parte, abogó por reducir los altos costes del comercio, para lo que la OCDE propone invertir en un sistema de armonización para probar la calidad de los productos, además de aprovechar la digitalización para facilitar el acceso de pymes a mercados de otros países.

El informe, que este viernes se presentará en Madrid, también analiza el papel que pueden jugar las políticas públicas en la recuperación económica africana a partir, por ejemplo, de compras públicas, que podrían ser utilizadas de forma estratégica para fortalecer el desarrollo de las pymes, incluso a nivel regional.

Bonaglia subrayó que cada año 29 millones de jóvenes africanos ingresan en el mercado laboral del continente, aunque muy pocos logran un empleo y solo el 8 % consigue uno de calidad, lo que tiene que ver con carencias del sistema educativo y también con el papel de las empresas, ya que menos de un tercio de África ofrece oportunidades de formación profesional a sus empleados, dijo.

El representante de la OCDE aludió a los "estereotipos" que, en ocasiones, existen sobre los riesgos de invertir en África, una cuestión por la que este organismo internacional y la Unión Africana han acordado constituir un observatorio "que ayude a medir de manera precisa las oportunidades y los riesgos, y ofrezca una percepción más realista" de la situación de cada país, anunció. EFE

pcr/cmg/ma