Absuelto el ex primer ministro italiano Silvio Berlusconi en el caso del 'bunga bunga'

Compartir
Compartir articulo
FOTO DE ARCHIVO: El ex primer ministro italiano Silvio Berlusconi durante un acto de campaña electoral en la Piazza del Popolo de Roma, Italia, el 22 de septiembre de 2022. REUTERS/Yara Nardi
FOTO DE ARCHIVO: El ex primer ministro italiano Silvio Berlusconi durante un acto de campaña electoral en la Piazza del Popolo de Roma, Italia, el 22 de septiembre de 2022. REUTERS/Yara Nardi

MILÁN, 15 feb (Reuters) -Un tribunal de Italia absolvió el miércoles al ex primer ministro Silvio Berlusconi de las acusaciones de soborno a testigos en un caso de prostitución de menores que ha perseguido al líder conservador durante más de una década.

Berlusconi fue acusado de pagar a 24 personas, en su mayoría jóvenes invitadas a sus llamadas fiestas "bunga bunga", para que prestaran falso testimonio en un juicio anterior, en el que se lo acusaba de pagar por mantener relaciones sexuales con una bailarina marroquí de un club nocturno de 17 años de edad.

En una sentencia leída ante el tribunal, el juez declaró que no existe caso por el que responder. Los otros 28 acusados también fueron absueltos.

La Fiscalía había pedido una pena de seis años de prisión para Berlusconi, cuyo partido Forza Italia es un componente clave de la coalición de gobierno de derechas de la primera ministra ultraderechista Giorgia Meloni.

Berlusconi, de 86 años, había negado las acusaciones y afirmado ser víctima de un complot desde hace años de los magistrados para acosarlo y apartarlo de la política.

El escándalo de las fiestas "bunga bunga" contribuyó a la caída de Berlusconi como primer ministro de Italia en 2011, marcando el final de su cuarto Gobierno.

Finalmente fue absuelto en el caso inicial, al dictaminar un tribunal de apelación que, aunque había pagado a una adolescente por mantener relaciones sexuales, no había pruebas de que supiera que la joven era menor de edad. Volvió a sentarse en el banquillo tras ser acusado de sobornar a testigos.

(Reportaje de Alfredo Faieta; redacción de Crispian Balmer; edición de Keith Weir)