Perú y República Saharaui restablecen relaciones luego de 25 años

Perú y la República Árabe Saharaui Democrática acordaron restablecer sus relaciones diplomáticas que habían mantenido suspendidas desde hace 25 años, informó el jueves en Lima el gobierno izquierdista del presidente Pedro Castillo.

"Los Gobiernos de las repúblicas de Perú y Saharaui acordaron retomar sus relaciones diplomáticas y reafirmaron su respeto al derecho internacional y al principio de la libre determinación de los pueblos", indicó un comunicado de la cancillería.

Las relaciones entre Perú y la RASD estaban suspendidas desde 1996, por decisión del entonces presidente Alberto Fujimori (1990-2000) y ante presiones de Marruecos.

Ambas partes señalaron que acordaron restablecer lazos "inspirados en los principios y propósitos de la Carta de la Organización de las Naciones Unidas y de conformidad con lo que establece la Convención de Viena sobre Relaciones Diplomáticas".

Perú había reconocido a la RASD el 16 de agosto de 1984, durante el gobierno de Fernando Belaunde (1980-1985).

Con la reanudación de relaciones por parte de Perú, totalizan ocho los países de la región que reconocen a la RASD. La lista la completan Cuba, Ecuador, México, Nicaragua, Panamá, Venezuela y Uruguay.

La RASD fue autoproclamada por los independentistas del Frente Polisario hace 45 años sobre la antigua colonia española del Sahara Occidental, en África, donde controla cerca de un tercio del territorio cuya soberanía Marruecos reivindica.

El Sahara Occidental está considerado un "territorio no autónomo" por parte de la ONU, a falta de una solución definitiva desde que España, potencia colonial, abandonara desordenadamente este vasto territorio desértico.

El Frente Polisario exige que se celebre un referendo de autodeterminación contemplado por la ONU, mientras Marruecos propone a lo sumo una autonomía bajo su soberanía.

cm/ljc/lm