Por ahora son los chips, las que siguen podrían ser las baterías

(Bloomberg) -- La creciente demanda de vehículos eléctricos y los desafíos en la obtención de materias primas generarán una crisis de suministro de baterías para los fabricantes de automóviles que actualmente lidian con la crisis de microconductores, según un fabricante chino.

“Cuando termine la escasez de chips, la mayor escasez de suministro que enfrente la industria serán las baterías”, dijo en una entrevista Yang Hongxin, presidente de SVolt Energy Technology Co., que firmó un acuerdo con el fabricante de Jeep, Stellantis NV. “En los próximos años, la capacidad de producción de celdas de batería será escasa porque la expansión lleva tiempo”.

A medida que los precios de las baterías se desploman y los Gobiernos establecen fechas límite para eliminar gradualmente las ventas de nuevos automóviles con motor de combustión para ayudar a cumplir los objetivos climáticos, los fabricantes globales de automóviles agregan continuamente módelos eléctricos a su catálogo. Se estima que para 2030, la demanda de baterías de iones de litio para el transporte y el almacenamiento de energía aumente hasta 5,9 teravatios-hora al año, lo que afectará a las cadenas de suministro, dijo BloombergNEF en un informe anual de New Energy Outlook publicado el miércoles.

La disponibilidad de suficientes productos de litio, láminas de cobre y algunos materiales de cátodos podría convertirse en una limitación para los esfuerzos del sector de las baterías que buscan mantenerse al día con la demanda, dijo Yang. Es posible que los altos precios actuales de las materias primas no disminuyan hasta la segunda mitad del próximo año y “la presión sobre los precios tendrá que distribuirse a lo largo de la cadena de suministro”, señaló.

“Las baterías podrían ser el próximo componente de vehículos eléctricos que enfrente escasez”, dijo Dennis Ip, analista de Daiwa Capital Markets con sede en Hong Kong. Los materiales de litio podrían tener un déficit durante los próximos 2 a 3 años, convirtiéndose en un factor que potencialmente aumentaría el costo de un vehículo eléctrico, indicó.

SVolt, con sede en Changzhou, una empresa indirecta del fabricante de automóviles Great Wall Motor Co., está buscando agregar una mayor exposición a la producción de litio y está examinando objetivos potenciales que incluyen minas y operaciones de lago salado en China, dijo Yang.

El productor planea ahora una agresiva expansión en la producción y apunta a tener una capacidad de más de 200 gigavatios-hora para 2025 en comparación con menos de 1 gigavatio-hora en 2020. Eso se compara con las propuestas de Contemporary Amperex Technology Co., el líder de la industria, para levantar capacidad a 550 gigavatios-hora, incluidos proyectos conjuntos para la misma fecha, según datos de BNEF.

A principios de año, SVolt anunció cuatro nuevos proyectos de expansión por valor de unos US$4.600 millones, incluida una instalación de 2.000 millones de euros (US$2.400 millones) en Alemania que será la primera fábrica de la empresa en Europa. La compañía también está considerando la adición de una o dos bases de producción más en China, señaló Yang.

Nota Original:Tight Battery Market Is Next Test for EVs Caught in Chip Crisis

More stories like this are available on bloomberg.com