Sri Lanka prepara la protección de sus costas contra un posible derrame de petróleo

Las malas condiciones atmósfericas impidieron este jueves a un equipo de buceadores de la Marina de Sri Lanka inspeccionar al buque portacontenedores "MV X-Press Pearl", arrasado por un incendio que duró 13 días frente al puerto de Colombo.

El país se prepara para una posible marea negra, y pidió ayuda internacional ante ese escenario.

"Pedimos ayuda a India", dijo a la AFP un funcionario involucrado en las operaciones, enfocadas en contener en la mayor medida posible un desastre ecológico.

Guardacostas de India participaron en las operaciones para extinguir el incendio que estalló a bordo del portacontenedores el 20 de mayo.

Productos dispersantes de petróleo y barreras flotantes están listos para responder de inmediato a cualquier señal de una pérdida del "MV X-Press Pearl", que comenzó a hundirse el miércoles frente a la costa oeste de la isla, dijeron las autoridades.

Los propietarios del navío, X-Press Feeders, declararon que se estaba hundiendo lentamente después del fallido intento de remolcarlo el miércoles para alejarlo de las costas de Sri Lanka.

X-Press Feeders "puede confirmar que la parte trasera de la embarcación descansa sobre el lecho marino a una profundidad de unos 21 metros, y que la parte delantera se hunde lentamente", dijo este jueves la compañía en un comunicado.

La Marina de Sri Lanka dijo que la proa del barco todavía estaba por encima de la línea de flotación.

- "Carga peligrosa" -

"Aunque la proa toque el fondo del mar, seguirá habiendo una parte de la cubierta fuera del agua", dijo a la AFP Indika de Silva, portavoz de la marina. El barco de 31.600 de toneladas tiene 186 metros de eslora y 45 metros de alto.

Por el momento no hay indicios visibles de una fuga de las 350 toneladas de combustible que contiene el barco, indicó el portavoz.

Sin embargo, el riesgo de un derrame de petróleo y tóxicos sigue siendo alto dado que el barco transportaba una gran cantidad de lubricantes y 81 contendedores de "carga peligrosa", incluidas 25 toneladas de ácido nítrico.

Toneladas de pequeños granulados de plástico, destinados a la industria de embalaje, procedentes de la carga del "MV X-Press Pearl", ya cubrieron unos 80 km de litoral del oeste de la isla.

El Centro para la Justicia Ambiental (CEJ) de Sri Lanka -privado- teme una contaminación de metales pesados y un derrame de petróleo.

"Hay una sopa química en esta zona marítima. Los daños sobre el ecosistema marino son incalculables", dijo a la AFP el director ejecutivo del CEJ, Hemantha Withanage.

El presidente de Sri Lanka, Gotabaya Rajapaksa, pidió el lunes a Australia ayudar a su país a evaluar los daños ecológicos en esta isla que alberga una de las más ricas biodiversidades del sur de Asia.

Los daños ecológicos se están evaluando, según la presidenta de la Autoridad de Protección del Medio Ambiente Marino, Dharshani Lahandapura, quien afirmó que se trataba de los peores que ha visto en este país.

La prohibición de la pesca "afecta a 4.300 familias en mi pueblo", afirmó Denzil Fernando, jefe de una asociación de pescadores en Negombo.

"La mayoría de la gente vive con una comida al día. El gobierno debe autorizarnos a pescar o pagarnos una compensación", agregó.

Las autoridades, que abrieron una investigación criminal por el incendio y la contaminación, piensan que el fuego fue provocado por una fuga de ácido nítrico observada por la tripulación desde el 11 de mayo, mucho antes de que el navío entrase en aguas esrilanquesas.

Los tres principales miembros de la tripulación, entre ellos el capitán y el jefe mecánico, ambos rusos, tendrán que permanecer en la isla durante toda la investigación, informó la policía. Sus pasaportes fueron confiscados el martes por orden de un tribunal.

Después de Sri Lanka, la nave debía continuar su ruta hacia Malasia y Singapur.

aj/stu/lth/at-jz/mb