Fusión bancaria en España, señal de incertidumbre económica

LISBOA (AP) — Dos de los mayores bancos de España anunciaron el viernes su fusión, impulsados por la necesidad de superar tiempos económicos difíciles que podrían destruir miles de puestos de trabajo.

La unión entre CaixaBank y Bankia dará lugar a la mayor entidad financiera del país, con activos de más de 664.000 millones de euros (787.000 millones de dólares).

El acuerdo se produce en un momento en que el sector financiero europeo se prepara para tiempos inciertos. Con su rentabilidad ya lastrada en los últimos años por las bajas tasas de interés, que reducen sus beneficios en préstamos, se enfrentan a una fuerte recesión además de a la incertidumbre sobre el futuro por la pandemia del coronavirus y la salida de Gran Bretaña de la Unión Europea.

El acuerdo de fusión tiene que ser aprobad por sus accionistas y por los reguladores, y se espera que se complete en el primer trimestre del próximo año. El gobierno había dado luz verde a la posible fusión señalando que el sector necesita fortalecerse a través de la consolidación.

Los bancos esperan lograr un ahorro anual de 770 millones de euros (912 millones de dólares) mientras buscan economías de escala y un mayor desarrollo de la banca online. Se espera que estas políticas deriven en despidos entre su plantilla combinada de 50.000 personas, aunque el comunicado no mencionó recortes de puestos de trabajo. Las entidades ofrecerán una conferencia de prensa más tarde el viernes.

Caixabank tendrá un 74,2% del nuevo banco, que se llamará CaixaBank. Bankia ostentará el 25,8% restante.

CaixaBank S.A. es uno de los tres grandes bancos del país, junto con Santander y BBVA. Tiene más de 35.700 empleados y casi 4.600 oficinas.

Con alrededor de 15,6 millones de clientes, Caixabank tiene una cuota de mercado del 44%, incluyendo empresas con una facturación anual de más de 100 millones de euros (118 millones de dólares). El año pasado tuvo un beneficio neto de 1.700 millones de euros (2.000 millones de dólares).

Bankia S.A. nació en 2010 de la fusión de siete caja de ahorros regionales para sobrevivir a la crisis financiera de entonces. Es el cuarto banco más grande de España por activos.

Después de un rescate gubernamental en 2012, el 61,8% de las acciones de Bankia son propiedad del Estado y el resto cotiza en el mercado bursátil. Tiene unos 15.600 empleados y el año pasado declaró unos beneficios de 541 millones de euros (638,5 millones de dólares).

Santander y BBVA tienen operaciones internacionales más grandes que CaixaBank.

Te Recomendamos