Cardenales vuelven a San Luis y retoman entrenamientos

Los Cardenales de San Luis regresaron el miércoles vía aérea a San Luis para una sesión ligera de entrenamientos casi una semana después de que un brote de COVID-19 obligó al equipo y a miembros del personal a permanecer en cuarentena en Milwaukee, desatando un caos en el resto de su temporada.

El manager de los Cardenales Mike Schildt describió el viaje como “una bocanada de aire fresco” luego de pasar cinco días aislados en el Hotel The Pfister, en donde los jugadores intentaron soltar el brazo arrojando pelotas sobre colchones y almohadas. Los Cardenales presentaron 13 positivos en el plantel, incluyendo siete jugadores, obligándolos a suspender su temporada.

Finalmente recibieron permiso para volver a San Luis la tarde del martes, cuando presentaron pruebas de diagnóstico negativas por segundo día en fila. Su vuelo salió la mañana del miércoles y les permitió tener el miércoles y jueves libre para entrenar.

Los Cardenales reanudarán su temporada el viernes en la noche ante los Cachorros de Chicago en el Busch Stadium.

“No puedes dar por sentada ni siquiera la libertad que tenemos en un mundo con libertades limitadas cuando estás en una habitación de hotel por seis días consecutivos y finalmente puedes salir”, dijo Schildt en una conferencia telefónica. “Se siente bien recibir el sol y moverse un poco, y sudar un poco y ver a los muchachos disfrutar de la práctica”.

Ahora, el desafío será el de completar un plantel diezmado por lesiones y enfermedades.

Entre los jugadores confirmados a COVID-19 se encuentran un par de miembros del Juego de Estrellas en el receptor boricua Yadier Molina y Paul DeJong. El estelar derecho, el dominicano Carlos Martínez, también ingresó a la lista de lesionados sin que se detallara un motivo, lo que significa que San Luis no contará con siete jugadores para la serie ante sus acérrimos rivales de la División Central de la Liga Nacional.

Para ayudar a ocupar las vacantes, que se volverán dos menos una vez que los rosters se reduzcan de 30 a 28 jugadores el jueves, los Cardenales llamaron a los lanzadores Alex Reyes y Génesis Cabrera de su sitio de entrenamiento alterno en Springfield, Missouri. También adquirieron los contratos del infielder Max Schrock y el lanzador Roel Ramírez, que nunca han jugado en Grandes Ligas.

MAS NOTICIAS