Capturan a "El Marro", poderoso traficante de gasolina en México

Fuerzas militares capturaron este domingo a José Antonio Yépez, apodado "El Marro", líder de un poderoso cartel dedicado al tráfico de combustible y uno de los criminales más buscados en México.

En la captura de "El Marro", según medios locales, se utilizaron drones para seguir sus movimientos en el municipio de Santa Cruz, en Guanajuato, donde se realizó el operativo de la secretaría de la Defensa y la fiscalía estatal.

"En la madrugada detuvieron a José Antonio Yépez, jefe del cartel de Santa Rosa de Lima (…) Esta detención es muy importante", dijo el presidente Andrés Manuel López Obrador en un video transmitido en redes sociales

Se espera que Yépez sea trasladado a un penal de máxima seguridad en el estado de México (centro), donde será presentado ante un juez federal que ordenó su captura por los delitos de  "delincuencia organizada y robo de combustibles", detalló la secretaría de Seguridad.

Junto con el jefe criminal fueron detenidos ocho hombres y fue rescatada una mujer que había sido secuestrada.

El cerco sobre Yépez se había estrechado en los últimos meses. El 24 de julio fue detenido José Guadalupe, alias "El Mamey", uno de sus lugartenientes.

En junio las autoridades habían capturado a unos 30 integrantes de ese cartel criminal, entre ellos la madre y la hermana de "El Marro", quien entonces difundió un video en el que protestaba por esas detenciones.

Ambas mujeres, que alegaron haber sido torturadas, fueron liberadas días después.

- Combate al "huachicol" -

Yépez forjó en los últimos tres años un poderoso grupo criminal dedicado esencialmente a perforar ductos por los que corren combustibles para luego venderlos en el mercado negro.

El robo de combustible representa para la estatal Petróleos Mexicanos pérdidas anuales de unos 3.000 millones de dólares.

Desde el actual gobierno se asegura que este delito va a la baja gracias a operativos contra las bandas dedicadas al "huachicol", como se conoce coloquialmente al combustible robado.

Al asumir la presidencia en diciembre de 2018, López Obrador orientó su política de seguridad a combatir principalmente este delito, equiparado ya con el tráfico de drogas.

"¿Cómo fue que creció tanto este cartel a grado tal que Guanajuato se convirtió en el estado más violento del país?", cuestionó López Obrador en su videomensaje de este domingo.

Todo fue resultado, añadió, de la "corrupción" y las "complicidades" de criminales con autoridades locales.

A finales de 2018, para combatir este delito, López Obrador lanzó una estrategia que consistió principalmente en detener el paso de combustible por los ductos para distribuirlo por otros medios, lo que se tradujo en una escasez de combustibles que duró un par de semanas.

Fracisco Rivas, experto en seguridad y director de la organización Observatorio Ciudadano, comentó a la AFP que la captura de Yépez es algo positivo, pero ahora habrá que ver si fue "construida de tal modo que no haya una reacción del cartel que propicie más violencia".

"Para que se consolide como un triunfo de la estrategia de López Obrador, también es necesario que se logren desarticular las capacidades del cartel, que Yépez informe de todas sus actividades, de sus redes de corrupción", añadió.

Yépez ha mantenido un perfil bajo y de su vida personal se conoce que sus familiares participan en el cartel, que lleva el nombre de la comunidad donde nació, Santa Rosa de Lima.

Según la prensa local, "El Marro" sobornaba tanto a efectivos de seguridad como a funcionarios de Pemex. Es descrito como un hombre violento que habría dado muerte con sus propias manos a algunos de sus rivales.

La violencia en Guanajuato se ha recrudecido por la disputa de este cartel con el de Jalisco Nueva Generación, dedicado tanto al trasiego de drogas como al de combustible.

Uno de los más cruentos episodios se vivió el 1 de julio, cuando hombres fuertemente armados irrumpieron en un centro de rehabilitación para adictos a las drogas en Irapuato y mataron a 27 personas.

Por Guanajuato corre una importante red de ductos, y en ese estado la ciudad de Salamanca alberga una refinería.

Desde diciembre de 2006, cuando el gobierno de la época lanzó un operativo militar antidrogas, hasta junio pasado se han registrado cerca de 293.000 asesinatos en México, según cifras oficiales que no detallan cuántos casos estarían ligados a la criminalidad.

sem/gma

MAS NOTICIAS