Papa Francisco.- La mano derecha del Papa en cambio climático: "No hemos pasado a la acción y esto es lo que hay que impulsar"

10/09/2019 El sacerdota indio Joshtrom Kureethadam
SOCIEDAD 
VATICANO
10/09/2019 El sacerdota indio Joshtrom Kureethadam SOCIEDAD VATICANO


ROMA, 30 (EUROPA PRESS)

El sacerdote indio Joshtrom Kureethadam, encargado del área ecológica en el Dicasterio para la Promoción del Desarrollo Humano Integral del Vaticano y para muchos la mano derecha del Papa en temas de cambio climático, asegura que la Iglesia universal todavía no ha pasado "a la acción" en esta materia al tiempo que invita a poner rumbo hacia un modelo del todo sostenible de aquí a una década.

"Como Iglesia no hemos pasado a la acción y esto es lo que hay que impulsar. El próximo decenio será crucial --incide el sacerdote en una entrevista con Europa Press--. Durante demasiados años hemos dejado todo en manos de los de arriba, que están demasiado condicionados por los intereses económicos y los lobbies. Por eso reivindicamos la importancia del movimiento de las bases en la Iglesia católica".

Así explica el plan para llevar a cabo un cambio profundo en el estilo de vida de todas las organizaciones sociales, no sólo eclesiales, que implique a todos los sectores desde las familias, diócesis, escuelas, universidades, hospitales, empresas agrícolas, pero también a las órdenes religiosas.

"Nuestro objetivo es alcanzar un modelo sostenible global. Vamos a continuar con esta iniciativa diez años, hasta 2030. Por ello, queremos alcanzar la 'masa crítica' necesaria para llevar a cabo la conversión ecológica mundial que pide el Papa", describe el padre Joshtrom, que es uno de los impulsores del año dedicado a la 'Laudato si' que concluirá el 24 de mayo de 2021.

El Vaticano ha programado una serie de eventos ligados a la celebración del quinto aniversario de la encíclica verde del Papa, como unos premios anuales que distinguirán la labor de instituciones educativas, parroquias, diócesis, comunidades religiosas y familias en la difusión del mensaje de la encíclica; o un proyecto en África para plantar siete millones de árboles en la región del Sahel, así como un concurso en las redes sociales en torno a la lectura de la Biblia; o la instalación de una capilla artística que combinará en su construcción plantas raras, materiales desechados de coches o barriles de petróleo vacíos para promover la biodiversidad.

Para Jostrhom, la pandemia ha evidenciado "la relación desarmonica" que el mundo había entablado con la naturaleza. "En los últimos tres decenios hemos vivido la irrupción de varios virus. Esta pandemia es una versión actualizada del coronavirus que ya existía. Esta ha sido la más robusta y ha puesto de rodillas todo el sistema. Pero lo que tenemos que hacer es abrir los ojos y darnos cuenta de que no podemos continuar con nuestro estilo de vida frenético de consumismo", asegura.

Así, revela que el coronavirus debe ser una "oportunidad para transformar la destrucción y buscar una nueva forma de vivir". A su juicio, ahora "no se trata de conseguir una vacuna y volver a lo de antes", sino de impulsar una "conversión ecológica" basada en la fraternidad y la solidaridad. De este modo, destaca que los sistemas que se basan en "la compasión" y no dejan atrás a los más vulnerables a pesar de no tener recursos "son los que mejor han afrontado la emergencia sanitaria". "El virus ha encontrado un terreno fértil allí, donde solo el que tiene dinero puede permitirse ir al médico", concluye.

MAS NOTICIAS