China e India se acusan mutuamente de choque

BEIJING (AP) — China e India se acusaron mutuamente de instigar los choques entre sus fuerzas en la disputada frontera himalaya, prometiendo salvaguardar sus territorios, pero tratando también de poner fin a un enfrentamiento que ha aumentado severamente las tensiones entre los dos gigantes con armas nucleares.

Veinte soldados indios murieron en los choques del lunes por la noche en la región del Valle Galwan, en Ladakh, al tiempo que no estaba claro si China sufrió bajas.

Las fuerzas indias de seguridad dijeron que ninguna de las partes disparó sus armas, diciendo que los soldados llevaban equipo antimotines en lugar de armas. Los soldados indios, incluyendo un coronel, murieron a causa de heridas en temperaturas bajo cero luego que ambas partes lanzaron piedras y se enredaron a golpes, dijeron funcionarios indios.

Fue el encuentro más fatal entre las dos partes en 45 años, y escalaron las tensiones en la disputada región que comenzaron a inicios de mayo, cuando funcionarios indios dijeron que soldados chinos cruzaron la división en tres puntos diferentes, erigieron tiendas de campaña y puestos de guardias e ignoraron las advertencias verbales de que se fuesen. Eso desató gritos, el lanzamiento de piedras y peleas a puñetazos, gran parte de ello mostrado más tarde en noticieros y medios sociales.

El canciller chino Wang Yi le advirtió a Nueva Delhi que no subestime la determinación de Beijing de salvaguardar lo que considera su territorio soberano. Sus comentarios se produjeron en una conversación telefónica el miércoles con su contraparte indio, Subrahmanyam Jaishankar.

Wang dijo que China demandó que India realice una investigación exhaustiva y “castigue severamente” a los responsables.

“Sería mejor que el lado indio no haga un juicio erróneo, de que el lado indio no juzgue erróneamente la situación, no subestime la fuerte determinación de China de defender su territorio soberano", dijo Wang en una declaración emitida por la cancillería.

Reiteró las afirmaciones chinas de que India era el único responsable por el conflicto, diciendo que las fuerzas indias habían cruzado la Linea de Control Real que separa a los miles de soldados estacionados en el área.

Pero Jaishankar acusó a China de levantar una estructura en el Valle Galwan, algo que llamó “un acto premeditado y planeado directamente responsable por la violencia y las bajas resultantes”, de acuerdo con una declaración.

Añadió que el incidente tendrá graves repercusiones para las relaciones de India con China, pero que ambas partes seguían comprometidas con un repliegue de tropas del área del Himalaya.

China reclama unos 90.000 kilómetros cuadrados (35.000 millas cuadradas) de territorio en el nordeste de India, mientras que India dice que China está ocupando 38.000 kilómetros cuadrados (15.000 millas cuadradas) de su territorio en la llanura de Aksai Chin, en los Himalayas, una zona contigua a Ladakh.

En agosto de 2019, India declaró de forma unilateral Ladakh como territorio federal, separándolo de la disputada Cachemira. China fue uno de los pocos países que condenó con firmeza la decisión, llevándola a foros internacionales como el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas.

Miles de soldados de ambos países llevan más de un mes desplegados frente a frente en un remoto tramo de la Línea de Control Real, una frontera de 3.380 kilómetros de largo establecida tras la guerra entre India y China en 1962 que resultó en una tensa tregua.

MAS NOTICIAS