Uruguaya Ancap explora alianzas para ganar influencia regional

infobae-image

(Bloomberg) -- La empresa petrolera estatal uruguaya Ancap ha mantenido conversaciones informales con al menos dos refinerías en América del Sur, con el fin de medir su apetito por unir fuerzas para ganar más influencia en el mercado regional, dijo su presidente, Alejandro Stipanicic.

Un posible pacto podría incluir acuerdos para comprar conjuntamente crudo y exportar productos refinados, así como la combinación de experiencia técnica, dijo Stipanicic en una entrevista en su oficina en Montevideo. Eso les permitiría ofrecer productos más competitivos que independientemente, dijo.

“Tenemos que trabajar para que las refinerías de la región se transformen de alguna manera en un complejo refinador”, dijo. “El escenario hoy esta para que haya algún tipo de coordinación entre las actividades de refinación, logística y mantenimiento”.

Las conversaciones se producen mientras la coalición gobernante de Uruguay busca revisar el mercado de combustibles del país. Si se aprueba la última versión de un proyecto de ley general, los precios del combustible de Ancap deberán ser competitivos con las importaciones a partir del próximo año.

La refinería La Teja de Ancap procesó 15 millones de barriles de crudo el año pasado, o alrededor de 41.000 barriles por día.

Stipanicic declinó nombrar las compañías con las que ha hablado desde que asumió el cargo en marzo.

Administración Nacional de Combustibles, Alcohol y Portland, como se conoce formalmente a la compañía más grande de Uruguay por ventas, está tratando de pasar la página en una década marcada por pérdidas e inversiones controvertidas. Si bien la compañía de 89 años ha sido rentable desde un rescate de US$622 millones en 2016, sigue cargada de filiales de bajo rendimiento, incluida una fabricante de cemento crónicamente no rentable.

Para poner a Ancap en forma, Stipanicic planea actualizar sus sistemas de información, reconstruir una cultura de toma de decisiones paralizada por escándalos y revisar las 14 filiales de la compañía con el objetivo de concentrar las decisiones de inversión en la sede corporativa.

Ancap tiene “que comenzar a funcionar como una corporación y no como una canasta de inversiones independientes”, dijo Stipanicic, quien no descartó las fusiones y las ventas de activos.

Stipanicic también quiere que Ancap aproveche los mercados de bonos por primera vez durante la administración actual para diversificar su base de financiación y aumentar la supervisión pública de la empresa.

Ancap, que tiene el monopolio de las refinerías y las importaciones de combustible en Uruguay, está comenzando a ver signos tempranos de una recuperación económica a medida que el país emerge lentamente de casi tres meses de confinamiento voluntario debido a la pandemia.La demanda de gasolina hoy está en “alrededor del 80% de los niveles normales”, en comparación con apenas 30% durante las profundidades de la pandemia, dijo.

Nota Original:Uruguay’s Ancap Explores Refining Venture to Gain Regional Clout

©2020 Bloomberg L.P.

MAS NOTICIAS